La nueva Ley de Garantías

Fallos después de la reparación
Edita: FACUA Andalucía
Fecha: 2004
Formato: 150 x 180 mm.
Páginas: 12
Abrir versión impresa en PDF
Inicio >
Enviar a un amigo Imprimir noticia
Un problema muy común es que el producto vuelva a fallar después de una reparación o incluso de su sustitución por otro nuevo. Según la Ley se barajan varias posibilidades. En primer lugar, si el consumidor eligió la sustitución de un producto con fallos por otro igual, puede solicitar al vendedor una nueva sustitución, la reparación del bien, la rebaja en el precio o la devolución del dinero.

Por otro lado, si ante el fallo en el producto se eligió la reparación, el consumidor puede exigir un cambio, una rebaja en el precio o la devolución de todo el dinero desembolsado. Cuando reparación o sustitución no son posibles, o resultan desproporcionadas, el usuario puede optar por una rebaja adecuada en el precio o por la resolución del contrato, es decir, la devolución del precio.

La Ley no especifica ni la cuantía, ni el tipo de rebaja en el precio que el vendedor debe hacer al consumidor, en caso de que ésta sea la opción elegida. Al mismo tiempo, sería del todo injusto que esta rebaja quedara en manos únicamente del empresario, por lo que las partes que intervienen en la compraventa están obligadas a llegar a acuerdos que satisfagan a ambas. La rebaja deberá ser proporcional a la diferencia entre el valor que el bien hubiera tenido en el momento de la entrega de haber sido conforme con el contrato y el valor que el bien entregado tenía en el momento de dicha entrega.

Otra de las novedades de la Ley es que si un consumidor realiza un mal uso de un producto porque el libro de instrucciones es incorrecto, puede exigir la reparación o la sustitución del mismo. Así, si el fallo se produce por una mala instalación provocada por las erróneas instrucciones del manual o por los técnicos enviados por el vendedor, éste será el responsable. Por otro lado, al margen de exigir la aplicación de la garantía, el consumidor puede exigir una indemnización por los daños o perjuicios derivados de la avería y el tiempo de reparación.

¿A quién reclamar?

El vendedor responderá ante el consumidor falta de conformidad que exista en el momento de la entrega del bien. Cuando al consumidor le resulte imposible o le suponga una carga excesiva dirigirse al vendedor podrá reclamar directamente al fabricante, productor o importador. El artículo 10 de la Ley establece que quien haya respondido frente al consumidor dispondrá de un plazo de un año para repetir frente al responsable de la falta de conformidad.
alt : guia49.pdf