Las 3 grandes energéticas ganaron 6.534 millones de euros en 2021, su segunda cifra más alta en 10 años

FACUA critica que las medidas del Gobierno han sido absolutamente insuficientes para atajar la desorbitada escalada del precio de la electricidad en un año que ha tenido la luz más cara de la historia.

Las 3 grandes energéticas ganaron 6.534 millones de euros en 2021, su segunda cifra más alta en 10 años
De izquierda a derecha, Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, Francisco Reynés, presidente de Naturgy, y José Bogas, consejero delegado de Endesa. | Imagen: Europa Press.

Las tres grandes compañías energéticas han aumentado sus beneficios netos hasta los 6.534 millones de euros en 2021, el año en que los consumidores han sufrido las tarifas eléctricas más caras de la historia. Iberdrola obtuvo un beneficio de 3.885 millones de euros, lo que representa un incremento del 8% con respecto al ejercicio anterior. Endesa, por su parte, ganó 1.435 millones, un 3% de crecimiento, mientras que Naturgy apuntó un beneficio de 1.214 millones.

Se trata de la cifra de beneficios netos más alta de Iberdrola de los últimos diez años, mientras que para Endesa es el segundo año de subida -en 2019 bajó hasta sólo ganar 171 millones de euros desde los 1.417 millones de 2018- y Naturgy ha recuperado beneficios tras haber sufrido pérdidas de 347 millones en 2020.

La cifra conjunta de beneficios netos de las tres compañías, 6.534 millones de euros, es la segunda más alta de los últimos diez años, sólo superada por los 7.126 millones que ganaron en total en 2014, año en el que también se encuadra el beneficio récord de Endesa de este periodo de tiempo, cuando ganó 3.337 millones.

Máximos históricos

FACUA-Consumidores en Acción advierte de que la desorbitada escalada del precio de la electricidad, junto con las insuficientes medidas del Gobierno para atajar esta problemática, ha contribuido a que el oligopolio eléctrico esté sumando enormes beneficios en un momento de crisis para muchas familias, que se están viendo imposibilitadas para hacer frente a las facturas.

La asociación recuerda que la factura eléctrica del usuario medio en 2021 con la tarifa semirregulada PVPC ha sido la más cara de la historia y se ha situado en 1.116,04 euros, con una media de 93,00 euros mensuales. Son más de 29 euros por encima de la medida mensual de 2020, lo que supone un incremento de un 46,1%.

Además, este año ha superado al que había sido hasta entonces el que tenía los precios más altos, 2012, cuando el usuario medio pagó 958,41 euros, con una media de 79,87 euros al mes.

En este sentido, FACUA considera lamentable que el Gobierno se haya plegado a los intereses del oligopolio energético y siga sin acometer nuevas medidas para reducir las tarifas eléctricas una vez que se han mostrado claramente insuficientes las llevadas a cabo en junio -bajada del IVA- y septiembre -bajada de los cargos regulados y el impuesto especial sobre la electricidad-. Los recortes en los beneficios caídos del cielo de las eléctricas han sido finalmente muy inferiores a los miles de millones prometidos por la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Iberdrola

Según han informado las tres compañías, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Iberdrola creció en otro 20%, hasta alcanzar los 12.000 millones de euros, mientras que Endesa consiguió un crecimiento del 6% respecto de 2020, hasta los 4.278 millones, y Naturgy logró un Ebitdu de 3.529 millones de euros, un 2,3% más.

La energética presidida por Ignacio Sánchez Galán destacó que este impulso en las ganancias del año pasado, en que se había fijado una meta de 3.800 millones de euros para este 2021, se debió, principalmente, al buen comportamiento operativo en Estados Unidos y Brasil, a la nueva capacidad instalada, así como al mayor peso de los activos regulados de redes y la fortaleza financiera.

De esta manera, Iberdrola señaló que los buenos resultados de 2021 y las perspectivas de futuro en el negocio renovable le permiten reafirmar sus previsiones de crecimiento para 2022, año en el que espera alcanzar un beneficio de entre 4.000 y 4.200 millones de euros.

Con estos resultados, la compañía consigue que la remuneración al accionista crezca un 5%, situándose en los 0,44 euros por acción para el ejercicio. Así, el consejo de administración propondrá a la Junta General de accionistas un dividendo complementario de 0,27 euros brutos por acción, a los que hay que sumar el dividendo a cuenta de 0,17 euros brutos por acción abonado febrero.

Endesa

Por otro lado, Endesa ha señalado que el incremento de sus ganacias se produjo a pesar de contabilizarse un deterioro de los activos de generación eléctrica en los territorios no peninsulares (Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla) de 652 millones, relacionado con la situación prevista de los mercados de materias primas y los costes que se prevén recuperar en la regulación por estos conceptos, así como con los cambios contemplados en la estructura de generación futura y sus efectos en la generación térmica actual.

En cuanto al beneficio Ebitda, la compañía dirigida por José Bogas ha señalado que el crecimiento se debe a la contabilización de ingresos extraordinarios de 300 millones derivados de la anulación judicial del canon hidráulico 2013-2020 y de otros 186 millones por la recuperación de los costes de CO2 del año 2006 igualmente por sentencia judicial; así como en los esfuerzos de gestión en los distintos negocios para tratar de paliar el impacto de la citada subida excepcional de los precios del gas.

El grupo registró un beneficio ordinario neto de 1.902 millones de euros, un 11% inferior al de 2020, aunque superior en un 12% a la hoja de ruta que se había marcado de 1.700 millones de euros en noviembre.

Así, el dividendo a repartir a los accionistas superará las estimaciones en un 11%, hasta situarse en los 1,44 euros por acción. Endesa abonará el 80% de su beneficio ordinario neto de 2021 a sus accionistas, porcentaje que se situará en el 70% sobre los beneficios de 2022, 2023 y 2024 para adecuarlo a la inversión bruta prevista para los próximos años.

Naturgy

Naturgy, que ha obtenido un beneficio neto de 1.214 millones de euros en contraste con las pérdidas de 347 millones de 2020, ha señalado que los costes de restructuración del plan de bajas voluntarias de empleados en España y la penalización por el cese de algunos contratos de gas en el último trimestre del año se vieron compensados por las plusvalías de la venta de CGE Chile y el acuerdo con Unión Fenosa Gas (UFG), y la reversión de la provisión del canon hidráulico 2013-2020 durante el último trimestre de 2021.

El capex -inversiones en bienes de capital- total de la compañía presidida por Francisco Reynés ascendió a 1.484 millones de euros en 2021, un 16% más que el año anterior, debido, principalmente, a las mayores inversiones en desarrollos renovables en Australia, España y Estados Unidos, así como por mayores inversiones en comercialización.

La deuda neta a cierre del año pasado de la energética se situaba en los 12.831 millones de euros, lo que representa un ratio deuda financiera neta/Ebitda de 3,6 veces, frente a las 3,9 veces a 31 de diciembre de 2020.

Beneficios netos de las tres principales compañías energéticas (en millones de euros) Endesa Naturgy Iberdrola Total beneficios netos
2021 1.435 1.214 3.885 6.534
2020 1.394 -347 3.611 4.658
2019 171 1.401 3.406 4.978
2018 1.417 -2.822 3.014 1.609
2017 1.463 1.360 2.804 5.627
2016
1.411 1.347 2.705 5.463
2015 1.086 1.502 2.422 5.010
2014 3.337 1.462 2.327 7.126
2013 1.879 1.445 2.572 5.896
2012 2.034 1.441 2.841 6.316
2011 2.212 1.325 2.804 6.341
Datos recabados de los informes anuales de las tres compañías.

Ya somos 248.199