La Audiencia de Sevilla impone las costas a un banco tras rechazar el desahucio a una víctima de maltrato

El tribunal ha resuelto que no obligar a su pago a la entidad supondría un "perjuicio para el consumidor".

La Audiencia de Sevilla impone las costas a un banco tras rechazar el desahucio a una víctima de maltrato
Imagen: Europa Press.

La Audiencia de Sevilla ha impuesto las costas de un procedimiento judicial a un banco después de que una sentencia de un juzgado de Carmona rechazara el desahucio iniciado por la entidad contra una mujer víctima de violencia machista

Así, según ha explicado el abogado Francisco Tejado -el letrado que representa a la mujer- a Diario de Sevilla, la Audiencia ha roto la línea seguida mayoritariamente por otros juzgados y audiencias que no imponían dichas costas por dudas de hecho o de derecho.

La resolución señala que la sentencia del juzgado declaró nula de pleno derecho "por ser abusiva" la cláusula de vencimiento anticipado del préstamo con garantía hipotecaria, anulando el procedimiento de ejecución, aunque no impuso las costas a la entidad.

Ahora, la decisión de la Audiencia deja sin efecto la del juzgado, en virtud de una jurisprudencia del Tribunal Supremo (TS) que en una sentencia de 2017 señalaba que "la no imposición de costas al banco demandado supondría en este caso la aplicación de una salvedad a dicho principio -el llamado principio de vencimiento- en perjuicio del consumidor".

Efecto disuasorio inverso

En este sentido, la sentencia del TS continúa argumentando que si un consumidor, pese a ganar en tribunales, tuviera que hacer frente a los gastos que tuvo que asumir para llevar su caso ante la justicia -defensa, representación, posibles informes periciales, etc.- "no se restablecería la situación de hecho y de derecho a la que se habría dado si no hubiera existido la cláusula" abusiva.

En definitiva, esta situación provocaría un efecto disuasorio inverso: en lugar de que los bancos dejen de incluir cláusulas abusivas en los contratos, serían los consumidores quienes no acudirían a tribunales para defender sus derechos cuando son cantidades moderadas, ya que terminarían asumiendo un coste mayor.

Ya somos 250.805