FACUA Madrid exige un nuevo plan de ruidos y revisar las autorizaciones del Mad Cool

La asociaciˇn reclama al Ayuntamiento de Madrid que act˙e para defender los intereses de los vecinos de Getafe Norte y Villaverde y le insta a crear planes para reducir el impacto de los eventos masivos.

FACUA Madrid exige un nuevo plan de ruidos y revisar las autorizaciones del Mad Cool

FACUA Madrid, a través de sus delegaciones de Getafe y Leganés, ha solicitado por escrito al Ayuntamiento de Madrid que revise las autorizaciones concedidas al Mad Cool Festival, que se celebra del 6 al 8 de julio, y que elabore planes de movilidad y de ruidos con el objetivo de reducir el impacto del evento para los vecinos, que han convocado una manifestación este 27 de junio para protestar por el nuevo recinto habilitado para macrofestivales.

La asociación ha indicado al gobierno de José Luis Martínez-Almeida que en los tres días en los que está previsto su desarrollo se prevé un aforo de más 80.000 personas, con previsiones de alcanzar los 100.000 asistentes.

Según FACUA Madrid, son varios eventos masivos los que están programados para los meses de julio y agosto, dando forma a una Ciudad de la Música, por lo que urge buscar una nueva ubicación y proteger los intereses de los vecinos.

Estudios independientes

La asociación ha demandado al consistorio que se lleven a cabo estudios independientes para medir el ruido del Mad Cool, ya que el anterior estaba financiado por la promotora encargada del evento. El objetivo es determinar de forma clara los niveles máximos permitidos en cada zona y que incluya además la diferenciación horaria de los diferentes conciertos.

La asociación se une a las reivindicaciones de los vecinos de Getafe Norte y Villaverde, que han realizado numerosas protestas contra la decisión del Ayuntamiento de cambiar de lugar los macroconciertos, ubicando el evento en la calle Laguna Dalga en el término municipal de la ciudad de Madrid junto a la colonia Marconi y el barrio de Getafe Norte. Antes, el lugar para estos espectáculos masivos era la zona de Valdebebas.

FACUA Madrid reclama que, en el caso de que no se haya medido el impacto real de ruido queden en suspenso las autorizaciones concedidas a la promotora del MaCool por parte del Ayuntamiento de la capital, dado que el ruido intenso y prolongado, y sin ningún tipo de limitaciones, puede afectar directamente al descanso y a la salud de los vecinos.

Según ha podido conocer la asociación, en las anteriores ediciones del festival se ha venido incumpliendo de forma sistemática las normativas acústicas, de movilidad y de seguridad, produciéndose numerosas quejas de los usuarios afectados, así como resoluciones de organismos como el Defensor del Pueblo donde se indicaba que la corporación municipal no tomó las medidas necesarias para proteger a los vecinos.

Plan de movilidad

La asociación ha solicitado que se realice un plan de movilidad para reducir el impacto del evento masivo en el desarrollo de la vida diaria de los vecinos y trabajadores de la zona, próxima al polígono industrial adyacente.

FACUA Madrid ha indicado que se debe tener en cuenta que los accesos por carretera más cercanos se realizarían por la M-45, cuya glorieta quedaría previsiblemente bloqueada por la afluencia de vehículos, o por la calle Laguna Dalga, que sólo dispone de un carril por cada sentido.

Además, el transporte público cercano tampoco está preparado para semejante afluencia de asistentes, toda vez que, como se ha denunciado por la asociación en varias ocasiones, la estación de San Cristóbal Industrial no dispone de suficiente frecuencia de trenes ni siquiera para dar servicio a los vecinos.

Ya somos 252.157