FACUA Málaga pone en marcha una plataforma con otros colectivos para frenar la subida de tarifas del agua

La asociación lidera junto a otras organizaciones sociales las acciones a través de la Iniciativa Ciudadana Contra el Tarifazo del Agua (Iccta) para instar al alcalde de Málaga a revisar la propuesta.

FACUA Málaga pone en marcha una plataforma con otros colectivos para frenar la subida de tarifas del agua

FACUA Málaga lidera junto a una decena de organizaciones de la ciudad las acciones para frentar el incremento de las tarifas del agua que ha anunciado el Ayuntamiento de la ciudad que supone encarecer las facturas hasta en un 42%, y para coordinar la hoja de ruta han acordado reactivar la plataforma Iniciativa Ciudadana Contra el Tarifazo del Agua (Iccta).

La asociación, que desde el primer momento se ha movilizado tras conocer la propuesta de encarecer la tarifa del agua, mantuvo un encuentro este pasado martes 26 de septiembre en la sede provincial del sindicato CCOO Málaga junto a la Federación de Asociaciones de Vecinos Solidaridad, la Plataforma Málaga Ha Versos, y otros colectivos, para valorar cómo dar una respuesta contundente al anuncio del alcalde Francisco de la Torre, tomando en consideración el impacto para la ciudadanía que tendrá la subida de precios.

Lola García, presidenta de FACUA Málaga, ha lamentado la opacidad y falta de transparencia con la que el Ayuntamiento ha puesto en marcha esta subida de tarifas que alcanza hasta el 42%, ya que no hay ningún expediente presentado que explique y justifique semejante incremento de un bien esencial y de un derecho como es el agua.

Desde la asociación han argumentado que el alcalde, en un menosprecio no sólo hacia los grupos políticos del ayuntamiento, sino hacia las organizaciones sociales de Málaga, anunció esta subida de precios que no está justificada de ninguna de las maneras.

En el encuentro de agentes sociales en la sede de CCOO Málaga, concejales de los partidos políticos presentes han explicado que en las reuniones que han tenido con el alcalde y con la gerencia de EMASA, la empresa pública de agua, no les han presentado ningún expediente que explique esta subida.

De los últimos 10 años, EMASA ha tenido en 8 de ellos unos beneficios de 16,8 millones de euros, mientras que en el año 2021 tuvo una pérdida de 600.000 euros y en el 2022 una pérdida de 3 millones de euros. La asociación ha asegurado que estas pérdidas en una empresa con un presupuesto de 78 millones de euros no suponen que se encuentre en situación de bancarrota.

Deuda del Ayuntamiento con la empresa pública

Las organizaciones sociales han recordado que EMASA se quedó con las canalizaciones que eran de propiedad municipal y a cambio pagó al Ayuntamiento 75 millones de euros, cantidad que permitió al consistorio tener liquidez en un momento en que no podía endeudarse, por eso desde los grupos políticos creen que es hora de que el Ayuntamiento aporte dinero a EMASA para no tener que subir la tarifa a la ciudadanía.

Las organizaciones han acordado reactivar la iniciativa de una plataforma creada en 2014, cuando intentaron subir un 20% la tarifa del agua y que consiguió frenar ese incremento, la llamada Iniciativa Ciudadana Contra el Tarifazo del Agua (Iccta).

Esta agrupación vuelve con las mismas premisas de lucha que hace nueve años para exigir un espacio común de actuación recordando a esta Corporación la obligación que tiene de informar y justificar esta desproporcionada subida a los colectivos sociales. Por ello, se ha pedido copia del expediente justificativo, así como la convocatoria urgente de la Mesa del Agua, el Consejo de Administración y el Consejo Social de la Ciudad, espacios estos, en los que algunas organizaciones tienen representatividad, para valorar la medida planteada.

Evita penalizar a derrochadores

FACUA Málaga y las organizaciones integradas en la plataforma se han comprometido a alzar la voz para evitar esta subida de precios del agua que es totalmente discriminatoria, al ser lineal, dado que quiénes menos recursos económicos tienen harán un mayor esfuerzo en pagarla frente a quienes tienen más recursos económicos, que sí pueden pagarla, y a los que les costará menos y podrán utilizar más agua.

El coste de los tramos del bloque 1 al bloque 4 suben linealmente lo mismo. Sin penalizar a los más derrochadores de este recurso básico. Las organizaciones han subrayado que el costo extra recaerá sobre familias trabajadoras, y que un 35% de estas familias están en situación de vulnerabilidad y riesgo de pobreza, pero también sobre empresas pequeñas y medianas como comercios, cafeterías, restaurantes, hostelería en general, así como en las prestadoras de servicios cuya materia prima es el agua, como son las de hielo.

La subida de tarifas supondrá la recaudación de más de 30 millones de euros cada año para las arcas, un dinero que indudablemente lastra a las familias y a la economía local. Por ello, las organizaciones a través de la plataforma están trabajando ya en el calendario de acciones de sensibilización de la mano de empresarios, comerciantes y hosteleros, así como protestas y movilizaciones para lograr la reconsideración de la medida y que no se lleve finalmente a cabo.

Ya somos 252.608