Salud y alimentación

Ponerse en forma después del verano. ¿Realmente necesitamos suplementos alimenticios?

El consumo de productos asociados a la actividad deportiva o el 'fitness' se encuentra cada vez más generalizado, y es más fácil adquirirlos.

Por Miguel Ángel Serrano

El final de las vacaciones de verano suele tener diferentes efectos entre la población. Mientras que los menores de edad tienen que intentar "autoengañarse" con que la vuelta al colegio será divertida porque volverán a ver a los amigos, los ciudadanos adultos tienen que sobrellevar la incorporación a la rutina laboral y, en algunos casos, asumir que los excesos del verano pueden requerir de la necesidad de practicar alguna clase de deporte o actividad física.

Es en ese momento, cuando parte de la población decide poner remedio a los excesos veraniegos, en los que a los afectados les vienen a la mente diferentes deportes a practicar, entre ellos el realizar alguna clase de actividad que podría englobarse dentro de lo que se conoce como fitness.

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 40.528