FACUA.org
Recomendar esta información  

Tu nombre
Tu correo-e
El correo al que quieres enviar la noticia


Iberdrola devuelve 1.230 euros a un matrimonio socio de FACUA al que acusó de manipular el contador

Tras la intervención de FACUA-Consumidores en Acción, Iberdrola se ha visto obligada a devolver a un matrimonio 1.230 euros cobrados indebidamente tras acusarles de manipular su contador sin demostrarlo. La eléctrica, que comunicó que la anomalía había sido subsanada por el técnico que realizó la inspección, nunca acreditó su existencia ni solicitó la presencia de los afectados durante la reparación.

En agosto de 2018, Iberdrola comunicó a Juan Borja y Carmen Espinosa, un matrimonio residente en Murcia, que habían detectado una manipulación en el equipo de medida de su vivienda, por lo que iban a proceder a "regularizar la situación". La eléctrica realizó entonces la refacturación de todos los recibos entre octubre de 2016 y el mismo mes de 2017. La cantidad total ascendía a 1.230,63 euros. Los afectados, además, tuvieron que hacer frente al pago para evitar el corte de la luz.

Juan y Carmen decidieron entonces acudir a FACUA para solicitar la devolución de las cantidades, dado que no tenían constancia de la manipulación y, además, la vivienda había estado prácticamente inhabitada desde marzo de 2017, por lo que los importes refacturados no podían ser en ningún caso correctos.

El equipo jurídico de la asociación se dirigió a la Dirección General de Energía de la Región de Murcia para solicitarle que instara a Iberdrola a anular los recibos refacturados, ya que la empresa no había acreditado la existencia de la manipulación ni había cumplido con su obligación de pedir a los titulares del contrato que estuvieran presentes en el momento de la inspección.

Así, la antigua Comisión Nacional de la Energía (hoy integrada en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), señala en un informe de 2013 que "la empresa distribuidora deberá notificar al consumidor, como responsable del punto de medida, la fecha exacta en la que se va a ejecutar la correspondiente actuación y su alcance". Además, distintas resoluciones administrativas y sentencias judiciales han ido en este mismo sentido, al considerar que se produce una situación de indefensión del usuario cuando se le acusa de fraude sin más prueba que el informe de un técnico de la compañía, que no tiene presunción de veracidad.

La Dirección General de Energía finalmente ha estimado la reclamación que FACUA había interpuesto contra Iberdrola. En el escrito, el organismo afirma que "las actas de inspección levantadas por técnicos de la distribuidora no constituyen prueba plena de los hechos en ella contenidos y no poseen veracidad absoluta e indiscutible". Por tanto, al no tener la eléctrica ninguna otra forma de demostrar la supuesta manipulación, procedió a "estimar la reclamación interpuesta y anular la refacturación realizada por parte de la empresa distribuidora, la cual deberá resarcir al reclamante el importe de la misma".

Iberdrola, en cumplimiento de la resolución, ha tenido que devolver a Juan y Carmen los 1.230 euros. "Gracias a FACUA hemos conseguido recuperar nuestro dinero. Animo a la gente que se haga socia", comenta Juan.