FACUA.org
Recomendar esta información  

Tu nombre
Tu correo-e
El correo al que quieres enviar la noticia


Un juzgado confirma una multa de 3.005 euros a Aqualia por vertidos fecales en la playa de Loureiro

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Pontevedra ha confirmado la multa de 3.005 euros a a la empresa Aqualia por realizar vertidos fecales en la playa de Loureiro en 2015. La sanción fue impuesta a raíz de un expediente del Concello de Bueu.

Los hechos que motivaron la imposición de la multa tuvieron lugar entre el 12 de julio y el 19 de agosto de 2015, cuando se registraron una serie de vertidos fecales provenientes de la estación de bombeo de la zona, propiedad de Aqualia. Desde el Concello atribuyeron el problema a un incorrecto mantenimiento de la instalación, lo que constituía una "falta grave" del contrato. El gobierno local aportó informes de la Policía Local, de la empresa Ingeniería Lagares Oca, dos dictámenes del asesor jurídico del Concello y el acta de inspección de Augas de Galicia como pruebas de la responsabilidad de la empresa.

Ahora, el juzgado ha utilizado esta documentación para "sustentar esta imputación, considerar que fue razonable, ajustado a derecho y suficientemente acreditado tener por origen del vertido el que se fijó en la resolución sancionadora", esto es, la imposición de la multa a Aqualia por el incidente.

La empresa, que recurrió tanto la vía administrativa como la judicial, alegó, entre otros argumentos, que la problemática partía de una conducción ilegal en cuya detección y eliminación colaboró el Concello. La sentencia, sin embargo, afirma que este hecho no sirve para hacer desaparecer el oprigen "más que factible del vertido", que sitúa en la estación de bombeo.