FACUA.org
Recomendar esta información  

Tu nombre
Tu correo-e
El correo al que quieres enviar la noticia


La aseguradora Metlife negó la cobertura por fractura a un usuario al considerar que no era "complicada"

Tras la actuación de FACUA Málaga, la aseguradora Metlife ha indemnizado con 850 euros a un usuario que sufrió una fractura que requirió de intervención quirúrgica y la colocación de dos clavos. Inicialmente, la compañía se negó a pagarle bajo el pretexto de que no entraba dentro de lo que ellos consideraban "fractura complicada", que daba derecho a dicha cantidad.

Juan Antonio V.G., residente en Málaga, contrató en 2017 con Metlife el Plan Protección de Daños Corporales que, según le informaron, le iba a cubrir cualquier tipo de daño que recibiera. Posteriormente, en abril de 2019, sufrió un accidente en el que se fracturó el maléolo interno izquierdo -la parte de la tibia que conforma el tobillo en su región interna-, lo que requirió una intervención quirúrgica y la colocación de dos clavos.

El socio, por tanto, fue a reclamar a la aseguradora la indemnización correspondiente a la lesión que había sufrido. Para su sorpresa, Metlife se negó a entregarle cantidad alguna alegando que la fractura no cumplía los requisitos necesarios para ser considerada "fractura complicada" de acuerdo a la póliza suscrita. En las condiciones generales del contrato se definía dicho concepto como "aquella en la que el hueso rompe la piel o afecta de manera severa a un órgano o víscera solida".

Ante esto, Juan Antonio acudió a FACUA Málaga para que ejerciera acciones en defensa de sus derechos. El equipo jurídico de la asociación reclamó a la aseguradora que le entregara la indemnización que le correspondía. En el escrito, afirmó que una lesión como la sufrida por el usuario por fuerza era "complicada", y argumentó que las deficiones que ofrecía el contrato carecían de ningún tipo de fundamento médico y eran completamente arbitrarias.

Igualmente, FACUA Málaga también alegó que se había vulnerado el derecho del usuario a ser informado correctamente de la póliza que había contratado, ya que Metlife no pudo acreditar en ningún momento haber entregado a Juan Antonio en el momento de la firma las definiciones de tipos de lesión que utilizó posteriormente para negarle la indemnización.

Finalmente, tras reclamar la asociación, la aseguradora accedió a indemnizar al afectado con la cantidad prevista en el contrato para este tipo de siniestros, 850 euros. Juan Antonio ha declarado que "FACUA me ha solucionado la papeleta. Mi hermano era socio y me convenció. Desde entonces estoy muy contento con los servicios de la asociación".