Actividades de promociones de ventas: ofertas, saldos, rebajas y liquidaciones

Derechos y obligaciones. Reclamaciones
Edita: FACUA Andalucía
Fecha: 2009
Formato: 150 x 210 mm.
Páginas: 20
Abrir versión impresa en PDF
Inicio > Compras
Enviar a un amigo Imprimir noticia
Derechos del consumidor en rebajas

Como ya se ha dicho, el consumidor tiene los mismos derechos en temporada de rebajas que el resto del año:

- A recibir una garantía de los productos que obligatoriamente tengan que llevarla.

- A recibir una factura de los productos que adquiera.

- A que los productos ofertados sean de esa misma temporada y que no presenten defectos.

- A cambiar los artículos adquiridos en las mismas condiciones que antes de las rebajas.

- A pagar con tarjeta si en la puerta están colocadas las pegatinas que anuncian su aceptación como medio de pago.

- A la devolución del artículo siempre que de ese derecho se informe al consumidor de forma verbal o por escrito en el justificante de compra. Si no se fija plazo, pero se advierte, éste será de siete días.

Obligaciones del comerciante en rebajas

Como se ha explicado, la venta en rebajas es una oportunidad que se le da al comerciante para que, disminuyendo el precio de los artículos que estaba ofertando en su establecimiento, se deshaga de su stock. Pero para poder realizarlas, debe también cumplir con una serie de obligaciones:

- Para que un comerciante pueda anunciar rebajas, los descuentos deben afectar, al menos, a la mitad de los artículos disponibles en su establecimiento.

- Si las rebajas no afectan a todos los productos, debe separar claramente los rebajados de los que no lo son.

- Debe colocar un cartel anunciando el día de comienzo y finalización de las rebajas, de forma que sea visible desde el exterior, incluso cuando el establecimiento está cerrado.

- En casi la totalidad de los productos rebajados deberá constar claramente el precio antiguo junto con el rebajado, excepto en los productos que se pongan a la venta por primera vez y en el caso de conjunto de artículos, donde bastará con el anuncio genérico de la reducción porcentual, sin la necesidad de que conste individualmente en cada artículo.

- En ningún caso se puede bajar la calidad de los productos ofertados.

- El comerciante debe admitir los mismos medios de pago que durante el resto del año. Si habitualmente el comercio acepta tarjetas como medio de pago, debe aceptarlas también en el periodo de rebajas.

- El régimen de devoluciones de los productos será el mismo que durante el resto del año.

- Sigue obligado a expedir facturas y a tener a disposición del público las hojas de reclamaciones.

Reclamaciones

Todos los establecimientos están obligados a contar con una hoja de reclamaciones a disposición de los usuarios.

La normativa también obliga a exhibir ante los usuarios un cartel informativo en español y en inglés que indique la existencia de las hojas de reclamaciones.

Una vez rellenada, el usuario se quedará con dos copias, una de las cuales va dirigida a la Administración.

Si en el plazo de diez días no recibiera respuesta, o ésta no fuera satisfactoria, el usuario se podrá dirigir al Servicio Provincial de Consumo para dar trámite a una denuncia con la copia dirigida a la Administración.

También se puede dirigir a una asociación de consumidores como FACUA para que le tramiten su reclamación.
alt : guia107.pdf