Los usuarios ante el suministro eléctrico

El marco normativo en la liberalización eléctrica
Edita: FACUA
Fecha: 2009
Formato: 150 x 210 mm.
Páginas: 48
Abrir versión impresa en PDF
Inicio > Hogar
Enviar a un amigo Imprimir noticia
El momento actual es uno de los de mayor relevancia en lo que a la regulación del sector eléctrico se refiere, ya que se han dado los primeros pasos para llegar a un mercado totalmente liberalizado en el mismo. Sin embargo, para tener un pleno conocimiento de la importancia de los pasos que se están realizando, sería conveniente ver en perspectiva todos los cambios que se han ido produciendo en el ordenamiento jurídico hacia la liberalización del mercado y la actualidad.

El punto de partida en el proceso de liberalización del mercado en España lo da la Directiva Europea 96/92/EC sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad, que buscaba la inclusión de la competencia en determinados segmentos del suministro eléctrico.

Hay que tener en cuenta que en este sector se combinan distintas actividades que son susceptibles de competencia (generación y comercialización) junto a otras (transporte y distribución) en las que existe un monopolio natural y lógico.

De esta forma, se gesta la idea de introducir la posible competencia tanto en la generación como en la comercialización de la energía eléctrica y en diciembre de 1996 se firma, por parte del Ministerio de Industria y Energía y las empresas del sector eléctrico, el Protocolo para el Establecimiento de una Nueva Regulación del Sistema Eléctrico Nacional, que tenía por objeto sentar las bases para la transposición de la directiva anteriormente indicada. Del referido protocolo surge la Ley 54/1997, de 27 de noviembre del Sector Eléctrico (LSE), que va a constituir el marco legislativo del sistema español que sigue hoy día vigente.

Esta norma introducirá en el ordenamiento jurídico aspectos tales como el procedimiento de autorización para la producción de electricidad, el mecanismo de recuperación de los costes de transición a la competencia, la organización y el funcionamiento del mercado mayorista de electricidad, la regulación y procedimientos de remuneración de las actividades de transporte y distribución, así como la liberalización de las actividades de generación y comercialización.

También en la LSE se crean las figuras del regulador (la Comisión Nacional de la Energía, CNE), el operador del sistema y gestor de la red de transporte (Red Eléctrica de España, REE) y el operador del mercado eléctrico (OMEL) que gestiona el mercado mayorista. A partir del 1 de enero de 1998 la liberalización se hace efectiva.

Esta normativa establece las bases de la liberalización del sector en España, que se iniciará por los grandes consumidores, denominados cualificados, que no se hará extensiva a todos los consumidores finales o usuarios domésticos del suministro eléctrico, y de forma imperativa, hasta el 2009.

Fue en el Real Decreto-ley 6/2000, de 23 de junio, de Medidas Urgentes de Intensificación de la Competencia en Mercados de Bienes y Servicios, en el que se estableció el plazo que indicara que todos los consumidores de energía eléctrica tendrán la condición de cualificados, por lo que éstos ya podrían adquirir la energía eléctrica a precios distintos de los regulados por el gobierno por medio de las distintas comercializadoras. Y no será hasta 2003, cuando se plantean modificaciones que van a provocar que la liberalización del mercado de sus primeros pasos hacia el usuario final.

Será la segunda directiva de electricidad (Directiva 2003/54/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2003, sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad) la que establezca una separación jurídica entre los operadores de transporte, los operadores de distribución y el resto de los agentes del sector, estableciendo la liberalización tanto del segmento de la generación como del mercado minorista, por lo que todos los consumidores europeos deberán poder tener derecho a elegir su proveedor de electricidad.

Esta directiva tiene su transposición en la Ley 17/2007, de 4 de julio, por la que se modifica la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, para adaptarla a lo dispuesto en la Directiva 2003/54/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2003, sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad. Como aspecto de mayor importancia que viene a introducir esta norma, es que establece un plazo para que la actividad de suministro a tarifa deje de formar parte de la actividad de distribución, por lo que las distribuidoras ya no podrán vender directamente a tarifa.

En esta misma norma, se concibe también el suministrador de último recurso, así como las tarifas de último recurso que entrarán en vigor, en enero del 2009 (esta fecha fue posteriormente aplazada hasta el 1 de julio del referido año).

El paso indicado se ha realizado en nuestro país por medio del Real Decreto 485/2009, de 3 de abril, por el que se regula la puesta en marcha del suministro de último recurso en el sector de la energía eléctrica.

Esta última norma viene a regular los conceptos de comercializadoras de último recurso y tarifas de último recursos, designando las empresas que podrán prestar este servicio entre los comercializadores que tengan medios suficientes para poder asumir el riesgo de una actividad libre a quienes se impone una obligación adicional, el suministro a consumidores en baja tensión a un precio máximo y mínimo y llevar a cabo la actividad con separación de cuentas, diferenciada de la actividad de suministro libre.

Mediante este Real Decreto se regula la puesta en marcha del suministro de último recurso. Para ello, en primer lugar, resulta necesario especificar el régimen jurídico a aplicar a los consumidores con derecho a acogerse a la tarifa de último recurso, una vez que haya desaparecido el mercado a tarifa, así como se establecen medidas a aplicar por las empresas distribuidoras y comercializadoras para que el traspaso al suministro de último recurso sea compatible con el fomento de la competencia.
alt : guia117.pdf