Actuaciones protegidas para garantizar el derecho a una vivienda digna y adecuada

Viviendas para personas con riesgo de exclusión social y ayudas al alquiler
Edita: FACUA Andalucía
Fecha: 2010
Formato: 150 x 210 mm.
Páginas: 28
Abrir versión impresa en PDF
Inicio > Hogar
Enviar a un amigo Imprimir noticia
Viviendas de promoción pública para la integración social

El objeto de este programa es facilitar el acceso a una vivienda protegida en régimen de alquiler a veinticinco años a familias con especiales dificultades sociales.

Alojamientos de promoción pública. Actuación dirigida a facilitar alojamientos protegidos en régimen de alquiler de renta básica a veinticinco años, a ocupantes con especiales dificultades sociales cuyos ingresos no superen el Iprem o que, superando dicho nivel de ingresos, se encuentren en situación de exclusión social por la imposibilidad de acceso a una vivienda.

Ayudas para el alquiler

Podrán obtener subvenciones al alquiler los inquilinos que formalicen un contrato de arrendamiento de vivienda, en los términos de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre de Arrendamientos Urbanos. Deberán constar los datos catastrales de la vivienda en los que haya intermediado una Agencia de Fomento del Alquiler, y en quienes concurra alguna de las siguientes circunstancias:

• Los beneficiarios de la subvención habrán de tener unos ingresos que no excedan de 2,5 veces el Iprem.

• Los ingresos familiares anuales se referirán, en este caso, a los de todos los ocupantes de la vivienda, con independencia de que exista entre los mismos relación de parentesco.

• No obstante, y siempre que cumplan los requisitos establecidos anteriormente, además habrá de concurrir alguna de las siguientes circunstancias:

- Jóvenes mayores de 30 años.

- Personas mayores de 65 años.

- Familias numerosas y monoparentales.

- Personas procedentes de rupturas de unidades familiares.

- Ser víctimas de violencia de género o de terrorismo.

- Ser emigrante retornado.

- Pertenecer a unidades familiares con personas en situación de dependencia.

- Personas con discapacidad reconocida oficialmente.

- Personas que se encuentren en situación o riesgo de exclusión social.

- Personas afectadas por situaciones catastróficas.

• Será necesario que el solicitante presente el contrato de arrendamiento para su visado ante la administración competente, de acuerdo con el procedimiento establecido legalmente.

• La renta anual no podrá ser superior al 9% del precio máximo de referencia para viviendas protegidas en alquiler con opción a compra de régimen general y con un límite máximo de 8.400 euros.

• La cuantía máxima anual de la subvención será del 40% de la renta anual que se vaya a satisfacer, y con un límite de 3.200 euros por vivienda, con independencia del número de titulares del contrato de arrendamiento.

• La duración máxima de esta subvención será de dos años, condicionada a que se mantengan las circunstancias que dieron lugar al reconocimiento inicial del derecho a la ayuda.

• No se podrán obtener nuevamente estas subvenciones hasta transcurridos, al menos, cinco años desde la percepción de la última ayuda.

Renta básica de emancipación de los jóvenes

Con el objetivo de facilitar la emancipación de los jóvenes, se crea la renta básica de emancipación, regulada en el Real Decreto 1472/2007, de 2 de noviembre, modificado por el Real Decreto 366/2009, de 20 de marzo, consistente en un conjunto de ayudas directas destinadas al apoyo económico para el pago del alquiler de la vivienda, que constituye su domicilio habitual y permanente, en las condiciones y con los requisitos que se establecen en la normativa de aplicación.

• La renta consiste en una cantidad mensual de 210 euros, con el fin de facilitar el pago de los gastos relacionados con el alquiler de la vivienda habitual.

• Podrán percibir esta ayuda las personas que cumplan los siguientes requisitos:

- Tener una edad comprendida entre 22 y 30 años (la prestación se interrumpe al cumplir esta edad).

- Ser titular del contrato de arrendamiento de la vivienda en la que residan con carácter habitual y permanente.

- Disponer de, al menos, una fuente regular de ingresos que le reporte unos ingresos brutos anuales inferiores a 22.000 euros.

- Nacionalidad española o de la UE. Incluye extranjeros no comunitarios con residencia legal y permanente en España.

• Podrán recibirla durante un máximo de cuatro años.

• También se contempla un préstamo de 600 euros por una sola vez para la fianza y de 120 euros por una sola vez, si se constituye un aval con un avalista privado como garantía del arrendamiento.

• Esta ayuda entró en vigor el 1 de enero de 2008.

• Los jóvenes arriba indicados que ya disfruten de vivienda habitual en arrendamiento antes de la entrada en vigor de la norma sólo podrán solicitar la ayuda de 210 euros mensuales.
alt : guia128.pdf