Actuaciones protegidas para garantizar el derecho a una vivienda digna y adecuada

La rehabilitación
Edita: FACUA Andalucía
Fecha: 2010
Formato: 150 x 210 mm.
Páginas: 28
Abrir versión impresa en PDF
Inicio > Hogar
Enviar a un amigo Imprimir noticia
Con la rehabilitación de los edificios y viviendas existentes se pretende mejorar las condiciones de habitabilidad dirigidas a conservar, mejorar o adecuar las viviendas o los elementos comunes de los edificios de viviendas. Tiene como objetivo la consecución del mandato constitucional del artículo 47 del texto sobre el derecho al disfrute de una vivienda digna y adecuada.

Rehabilitación de edificios: adecuación estructural y funcional de los edificios dedicados a viviendas.

• Adecuación estructural: obras que garanticen la seguridad en la estructura del edificio.

• Adecuación funcional: obras que proporcionen al edificio condiciones suficientes de acceso, estanquidad frente a la lluvia y humedad, aislamiento térmico, redes generales de agua, gas, electricidad, telefonía, saneamiento, etc.

Rehabilitación de viviendas: adecuación de las condiciones de habitabilidad de la vivienda.

• Conseguir condiciones mínimas de superficie útil, distribución interior, instalaciones de agua, electricidad, gas, ventilación, iluminación natural y aireación, aislamiento térmico y acústico.

• Obras para ahorrar consumo energético o adaptación a la normativa vigente en materia de agua, gas, electricidad, protección contra incendio, saneamiento o supresión de barreras arquitectónicas.

• Ampliación del espacio habitable, según planteamiento urbanístico, hasta 120 m2 útiles.

¿Qué condiciones y requisitos deben reunir las viviendas y edificios?

• Las viviendas y los edificios de viviendas sobre las que se realicen actuaciones protegidas de rehabilitación deberán tener una superficie útil mínima, establecida en el Plan Concertado de Vivienda y Suelo.

• Deben tener una antigüedad superior a diez años, salvo las de transformación de la infravivienda, o las rehabilitaciones que tengan por finalidad mejorar las condiciones de accesibilidad y la adecuación funcional a las necesidades de personas con discapacidad.

• Deben presentar unas condiciones de seguridad estructural y constructiva.

• El destino y ocupación de las viviendas será la residencia habitual y permanente de las personas propietarias o inquilinas de las mismas.

• Como norma general las viviendas rehabilitadas no podrán transmitirse ínter vivos durante el plazo de tres años desde la fecha de terminación de las obras de rehabilitación objeto de ayudas.

Las posibles obras serán:

• Alcanzar condiciones suficientes de seguridad estructural o constructiva.

• Mejorar la protección contra la presencia de agua y humedades.

• Mejorar la iluminación natural y la ventilación interior.

• Mejorar las instalaciones de los suministros de agua, gas, electricidad y saneamiento.

• Mejorar las condiciones de accesibilidad, mediante la supresión de barreras arquitectónicas y la adecuación funcional a las necesidades de personas con discapacidad.

• Mejorar las condiciones de eficiencia energética y la utilización de energías renovables (Programa Renove), tales como instalación de paneles solares, el incremento del aislamiento térmico, la sustitución de carpinterías y acristalamientos de los huecos u otras, siempre que se demuestre su eficacia energética, mejora de las instalaciones de suministro e instalación de mecanismos que favorezcan el ahorro de agua, así como la realización de redes de saneamiento separativas en el edificio que favorezcan la reutilización de las aguas grises en el propio edificio y reduzcan el volumen de vertido al sistema público de alcantarillado.

• Mejorar el acceso a los servicios de telecomunicación, audiovisuales y de información.

• Mejorar la disposición y las dimensiones de los espacios interiores, en el caso de la rehabilitación de viviendas.

• La instalación, renovación y mejora de los ascensores y sus condiciones de seguridad, en el caso de la rehabilitación de los elementos comunes de los edificios.

Los programas de rehabilitación de edificios y viviendas individuales tienen un plazo de convocatoria determinado, excepto los de mejora de la eficiencia energética correspondientes al Programa Renove, que se puede solicitar durante todo el año.

En la página web de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda tienen los ciudadanos andaluces la posibilidad de rellenar telemáticamente las solicitudes, o bien descargar los impresos de solicitud que aparecen en la misma y donde se detalla la documentación a aportar con el fin de presentarla en las correspondientes Delegaciones de Obras Públicas y Vivienda.

La rehabilitación autonómica

Tiene por finalidad ayudar a familias de recursos limitados que promuevan actuaciones de rehabilitación de sus viviendas en municipios declarados de rehabilitación autonómica.

Los ingresos familiares de la persona promotora no serán superiores a 2,5 veces el Iprem, y el presupuesto de ejecución material de la obra máximo por vivienda puede establecerse en 12.000 euros o 18.000 euros, dependiendo de si las obras de rehabilitación afectan o no al conjunto del sistema estructural de la vivienda. Las ayudas que se pueden recibir son:

• Asistencia técnica para la redacción del proyecto y otros documentos técnicos necesarios, así como para la dirección de las obras.

• Una subvención de cuantía equivalente al 50% del presupuesto de ejecución material de las obras.

• Cuando la persona promotora de la actuación sea mayor de 65 años, titular de la Tarjeta Junta Andalucía Sesentaycinco Oro, la subvención se incrementará hasta una cuantía equivalente al 70% del presupuesto de ejecución material de las obras.

* Los ayuntamientos asumirán las tasas por licencias de obras.

La rehabilitación individualizada de viviendas

Los ingresos familiares de la persona promotora no serán superiores a 5,5 veces el Iprem. Se puede solicitar un préstamo cualificado con destino a la financiación del presupuesto protegible de la actuación.

Cuando la persona promotora de la actuación tenga ingresos familiares no superiores a 3,5 veces el Iprem, percibirá una subvención de cuantía equivalente al 25% del presupuesto protegible, con el límite máximo de 3.000 euros.

La subvención se incrementará hasta una cuantía equivalente al 40% de dicho presupuesto, con el límite máximo de 4.800 euros:

• Cuando los ingresos familiares de la persona promotora no sean superiores a 2,5 veces el Iprem.

• La persona promotora sea mayor de 65 años, titular de la Tarjeta Junta Andalucía Sesentaycinco Oro, y las obras se destinen para su adecuación funcional.

• Para las personas con discapacidad que tenga reconocido, al menos, un 40% de grado de minusvalía y movilidad reducida, y las obras se destinen a su accesibilidad.

La rehabilitación de edificios

Se pretende con esta actuación fomentar la rehabilitación mediante la ayuda a comunidades de propietarios de edificios de viviendas con recursos limitados.

Para poder acogerse a esta actuación, al menos el 50% de las personas propietarias de viviendas deberán tener ingresos familiares no superiores a 2,5 veces el Iprem. El presupuesto protegible máximo puede establecerse en 10.000 euros por vivienda o local participante en los costes de la actuación, o 14.000 euros, en el caso de que la rehabilitación incluya obras que tengan por finalidad alcanzar las condiciones suficientes de seguridad estructural y constructiva del edificio. Las ayudas que se pueden recibir son:

• Asistencia técnica para la redacción del proyecto y otros documentos técnicos, así como para la dirección de las obras, o una ayuda por cuantía equivalente al importe de dichos conceptos, con el límite de 1.000 euros por vivienda o local participante en los costes de la actuación.

• Una subvención de cuantía equivalente al 75% del presupuesto protegible.

• Además, la persona promotora de la actuación podrá optar a un préstamo cualificado con destino a la financiación del presupuesto protegible de la actuación.

La rehabilitación singular

Las obras de rehabilitación no contempladas en los programas del Plan Concertado de Vivienda y Suelo de forma expresa, así como la reparación de los daños causados en viviendas o edificios residenciales por fenómenos naturales sobrevenidos.
alt : guia128.pdf