Accidentes en el hogar

Introducción
Edita: FACUA Andalucía
Fecha: 2010
Formato: 170 x 240 mm.
Páginas: 28
Abrir versión impresa en PDF
Inicio >
Enviar a un amigo Imprimir noticia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define un accidente como “un suceso no premeditado cuyo resultado es un daño corporal identificable”. En la actualidad los accidentes en los países desarrollados son una de las principales causas de enfermedad y de muerte.

Constituyen una de las “epidemias” de este siglo y deben ser considerados como un problema de salud pública. Además de la pérdida de vidas humanas, de sufrimientos físicos y psíquicos, hay que recordar las repercusiones socioeconómicas derivadas de los años potenciales de vida perdidos o de las incapacidades que originan.

Entre las personas mayores los accidentes suponen la quinta causa de morbilidad y la séptima de mortalidad. Aproximadamente, el 80% de los accidentes se producen en la esfera privada, es decir, en el hogar y en las actividades de tiempo libre.
La presente guía trata de ser un instrumento de consulta para la prevención y actuación frente a los accidentes en el hogar y de tiempo libre, centrándose en los grupos de mayor riesgo como son niños y personas mayores.

Los accidentes domésticos

El hogar es el sitio que ofrece mayor seguridad y tranquilidad a las personas. Sin embargo, en ocasiones, puede suponer cierto peligro. Tanto las personas adultas como los niños pueden tener accidentes en el hogar por curiosidad, negligencia o desconocimiento.
Dado que en el hogar es donde los ciudadanos pasan muchas horas a lo largo de su vida, es allí donde también existen mayores posibilidades de que surja algún accidente de cualquier tipo.
Sin embargo, no todos los miembros de la familia tienen las mismas posibilidades de sufrir un accidente. Hay tres colectivos de personas que son los que sufren accidentes con mayor frecuencia:

  • Los niños menores de 5 años.
  • Los ancianos mayores de 65 años.
  • Amas de casa: las mujeres, sobre todo las mayores de 45 años, son uno de los grupos de población que más lesiones sufren dentro del hogar. La cocina es uno de los escenarios clave para la aparición de estos accidentes.

En el hogar pueden sufrirse numerosos accidentes. Sin embargo, podemos emprender una serie de acciones que, sin duda alguna, convertirán nuestros hogares en un lugar más seguro.
De los accidentes en el hogar quedan excluidos aquellos producidos por motivos laborales, de tráfico, por elementos naturales, ferroviarios, marítimos o aéreos, además de los vinculados con enfermedades, auto lesiones y violencia.

Algunos datos estadísticos

Si podemos llegar a pensar que los accidentes en el hogar no son tan importantes, un dato a analizar es que a lo largo del año, suceden más accidentes domésticos que de tráfico. Más del 3% de la población sufrió algún tipo de lesión en el hogar o en su tiempo libre, siendo las mujeres las más afectadas al representar el 57% de los casos. El 36,7% de los percances se producen en el primer tercio de la vida -hasta los 25 años- y sólo un 4,5% del total precisaron de ingreso hospitalario. Cada 24 segundos se produce un accidente doméstico en nuestro país siendo los más frecuentes por caídas (44,20%). Los principales escenarios donde se producen los accidentes en el hogar son, por este orden: la cocina, el cuarto de baño, el dormitorio, la sala de estar y el jardín. A continuación se explican cada uno de los accidentes anteriormente mencionados:

  • Cocina.
  • Cuarto de baño.
  • Dormitorio.
  • Sala de estar.
  • Jardín.

Principales accidentes que se producen dentro de casa

  • Heridas y hemorragias.
  • Quemaduras.
  • Caídas y golpes.
  • Atragantamientos y asfixias.
  • Intoxicaciones y envenenamientos.
  • Electrocuciones.
  • Daños músculo-esqueléticos.
alt : guia132.pdf