Préstamos hipotecarios: qué debes saber al contratarlos

Introducción
Edita: FACUA
Fecha: 2011
Formato: 240 x 170 mm.
Páginas: 48
Abrir versión impresa en PDF
Inicio > Banca
Enviar a un amigo Imprimir noticia

En la actualidad, se vive en una sociedad que ha provocado la necesidad de crear vínculos contractuales con las entidades bancarias para cubrir los aspectos más esenciales de la vida moderna, como puede ser el cobro del salario por el trabajo o cualquier prestación social percibida, el acceso a una vivienda o la compra de productos básicos como el vehículo o el mobiliario, entre otros.

Es por ello, que la práctica totalidad de ciudadanos del entorno mantiene relaciones con una o varias entidades financieras, con las que tiene contratados distintos productos que van a condicionar de forma determinante los aspectos esenciales, tanto de su economía doméstica como su desarrollo personal en lo que a aspectos materiales se refiere.Un conocimiento efectivo de esta materia, constituye una elevación en el grado de exigencia ya que permite al usuario elegir y comparar con criterio entre las distintas ofertas del mercado, desechando aquellas que entienda como más perjudiciales para sus intereses, y teniendo conciencia de lo que contrata.  

Desde esta guía se quiere aportar al usuario un grado de conocimiento adecuado para que pueda, desde la comprensión de este producto, adecuar la contratación de productos financieros a sus efectivas necesidades reales, sin asumir costes innecesarios para su economía doméstica y facilitando su posibilidad de comparación, para optimizar la elección dentro de la oferta que pueda encontrar en el mercado.

El precio del dinero. (TAE)

Antes de comenzar a analizar el funcionamiento de un préstamo hipotecario, es necesario pararse a explicar el significado de estas siglas, ya que es un aspecto fundamental a tener en consideración en las operaciones bancarias ofrecidas por las entidades financieras, siendo un concepto de obligado conocimiento para poder realizar una adecuada comparativa entre los distintos productos.

TAE, son las siglas de Tasa Anual Equivalente, es un dato obligatorio en todos los anuncios de hipotecas, préstamos y depósitos. Es la cifra que permite comparar de un modo más adecuado ofertas de distintas entidades. Tiene en cuenta no sólo el interés (interés nominal), sino también las comisiones, los productos que obligan a contratar, el plazo…Por tanto, a la hora de comparar entre los distintos productos financieros con características homogéneas (por ejemplo, dos préstamos con interés similar y a un mismo plazo), este dato económico, va a facilitar una referencia para localizar el producto más ventajoso desde un punto de vista económico.

alt : guia140.pdf