Responde a tu consumo

Contaminación acústica
Edita: FACUA Andalucía
Fecha: 2011
Formato: 170 x 240 mm.
Páginas: 28
Abrir versión impresa en PDF
Inicio > Bio
Enviar a un amigo Imprimir noticia

La Ley GICA se aplicará a las actividades susceptibles de producir contaminación acústica sea cual sea la causa que la origine. No obstante, se excluyen de su ámbito de aplicación: las actividades militares, que se regirán por su legislación específica; las actividades domésticas o comportamientos de los vecinos cuando la contaminación acústica producida por aquellos se mantenga dentro de límites tolerables de conformidad con las ordenanzas municipales y los usos locales; así como la actividad laboral, respecto de la contaminación acústica producida por ésta en el correspondiente lugar de trabajo, que se regirá por lo dispuesto en la legislación laboral.Corresponde a la Consejería competente en materia de medio ambiente:

  • La vigilancia, control y disciplina de la contaminación acústica en relación con las actuaciones, públicas o privadas, sometidas a autorización ambiental integrada y autorización ambiental unificada incluida en el Anexo I de esta Ley.
  • La coordinación necesaria en la elaboración de mapas estratégicos y singulares de ruido y planes de acción, cuando éstos afectan a municipios limítrofes, áreas metropolitanas o en aquellas otras situaciones que superen el ámbito municipal.

Corresponde a la administración local:

  • La aprobación de ordenanzas municipales de protección del medio ambiente contra ruidos y vibraciones en las que se podrán tipificar infracciones de acuerdo con lo establecido en la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local, en relación con:
    1. El ruido procedente de usuarios de la vía pública en determinadas circunstancias.
    2. El ruido producido por las actividades domésticas o los vecinos, cuando exceda de los límites tolerables de conformidad con los usos locales.
  • La vigilancia, control y disciplina de la contaminación acústica en relación con las actuaciones, públicas o privadas, no incluidas en el apartado 1.a) de este artículo.
  • La elaboración, aprobación y revisión de los mapas estratégicos y singulares de ruido y planes de acción en los términos que se determine reglamentariamente.
  • La determinación de las áreas de sensibilidad acústica y la declaración de zonas acústicamente saturadas.

Por otro lado en la Ley 37/2003 de 17 de noviembre del Ruido se establece que las administraciones competentes aprueban, previo trámite de información pública los mapas de ruido correspondientes a: cada uno de los grandes ejes viarios, de los grandes ejes ferroviarios, de los grandes aeropuertos y de las aglomeraciones, entendiendo por tales los municipios con una población superior a 100.000 habitantes y con una densidad de población superior a la que se determina reglamentariamente, así como las áreas acústicas en las que se compruebe el incumplimiento de los correspondientes objetivos de calidad acústica.

En relación con las aglomeraciones las comunidades autónomas podrán: delimitar como ámbito territorial propio de un mapa de ruido un área que, excediendo de un término municipal, supere los límites de población indicados en dicho precepto y tenga una densidad de población superior a la que se determine reglamentariamente. O limitar el ámbito territorial propio de un mapa de ruido a la parte del término municipal que, superando los límites de población aludidos en el párrafo anterior, tenga una densidad de población superior a la que se determine reglamentariamente.

Los mapas de ruido tendrán, entre otros, los siguientes objetivos: el permitir la evaluación global de la exposición a la contaminación acústica de una determinada zona, permitir la realización de predicciones globales para dicha zona y posibilitar la adopción fundada de planes de acción en materia de contaminación acústica y, en general, de las medidas correctoras que sean adecuadas.

En la comunidad autónoma andaluza se regula ya expresamente en el Decreto 326/2003, de 25 de noviembre, por el que se aprueba el reglamento de protección contra la contaminación acústica en Andalucía.

alt : guia147.pdf