Prevención de riesgos en el hogar

En las escaleras y zonas de paso
Edita: FACUA Andalucía
Fecha: 2005
Formato: 180 x 150 mm.
Páginas: 32
Abrir versión impresa en PDF
Inicio > Hogar
Enviar a un amigo Imprimir noticia
Entre las medidas que se proponen destacan la revisión y reparación de escalones y barandillas y la adaptación de las instalaciones para ancianos y discapacitados, mediante rampas, barandillas o pasamanosadecuados.

• La barandilla y los pasamanos son imprescindibles en toda escalera, y deben ser consistentes y estar bien sujetos.

• Los espacios entre barrotes de las barandillas deben ser pequeños. De forma que los niños pequeños no puedan introducir la cabeza o colarse por ellos.

• Considera que el abrillantado y encerado de los suelos pueden volverlos deslizantes.

• Presta especial cuidado cuando utilices escaleras de caracol.

• Las alfombras aumentan el riesgo de caídas, sobre todo en las personas mayores, por lo que deben evitarse en escaleras y fi jarlas bien para que no formen pliegues.

• Apoyarse con una mano en la barandilla de la escalera es una buena costumbre que debe inculcarse, sobre todo, a niños y personas mayores.

• El riesgo de caídas en escaleras está aumentado en los niños pequeños y en las personas mayores, sobre todo en la bajada, por lo debe valorarse la conveniencia de acompañarlos.

• Coloca pegatinas o bandas opacas sobre las puertas de cristal transparente.

• Asegura a la pared los cables de lámparas, electrodomésticos, sobre todo, en las zonas de paso.

• Al utilizar el ascensor, comprueba que los niños no colocan las manos entre las puertas y que se sitúan en la parte más alejada de la puerta. No les permitas hacer movimientos bruscos, ni utilizarlo solos.

• Respeta siempre la capacidad máxima de personas o de peso que señale la placa del ascensor y educa a tus hijos en su utilización.

• En caso de incendio o terremoto, nunca uses el ascensor para abandonar la casa.

• Nunca entres de espaldas en un ascensor, ya que te arriesgas a tropezar o caer por desnivel.

• Verifica regularmente el estado de las correas y anillas de los balancines, columpios.

Comprueba en la etiqueta su conformidad con la norma al respecto.

• Presta atención cuando los menores utilicen juguetes o aparatos con los que puedan sufrir golpes o caídas (caballitos, cochecitos, triciclos, bicicletas…).

Comprueban en la etiqueta su conformidad con las normas de seguridad.
alt : guia43.pdf