Prevención de riesgos en el hogar

Heridas por cortes, pinchazos, rasguños, y rozaduras
Edita: FACUA Andalucía
Fecha: 2005
Formato: 180 x 150 mm.
Páginas: 32
Abrir versión impresa en PDF
Inicio > Hogar
Enviar a un amigo Imprimir noticia
La mayoría de las heridas por cortes, pinchazos, rasguños y rozaduras guardan una estrecha relación con el desarrollo de tareas en la cocina y trabajos de mantenimiento. En la prevención de los riesgos adquieren especial importancia el manejo, la conservación y almacenamiento de los objetos y aparatos cortantes o punzantes.

• No utilices cuchillos ni tijeras o utensilios similares en tareas que no les corresponden.

• Antes de enchufar y hacer funcionar cualquier pequeño electrodoméstico con cuchillas, comprueba que el recipiente no esté vacío y que la tapa ajuste bien.

• Recuerda que ningún pequeño electrodoméstico debe llenarse, vaciarse o limpiarse mientras esté enchufado. Utiliza los elementos auxiliares de seguridad para protección de los dedos que traen incorporados.

• No permitas que los niños de corta edad utilicen cuchillos, tijeras, o cualquier otro utensilio o aparato con cuchillas. Aléjalos y guárdalos fuera de su alcance.

• Nunca dejes a remojo en agua jabonosa tijeras, cuchillos…, y si son muy cortantes, sustituye para su lavado el estropajo por un cepillo de plástico.

• Para guardar las tijeras y los cuchillos emplea soportes con compartimentos específicos; deben estar separados unos de otros, protegidos y limpios.

• Debes tener precaución con los bordes que quedan en los envases, después de saber utilizado el abrelatas.

• Cuando vayas a tirar a la bolsa de la basura latas de conservas ya abiertas, mete hacia dentro las tapas metálicas o colócalas en su propio envase.

• Cuando te dispongas a desencajar la tapa metálica de un envase de conservas, una vez abierto con abrelatas, no debes emplear los dedos.

• No dejes nunca en el escurridor de la vajilla, o en el cestillo de los cubiertos, cuchillos, tijeras ni otros utensilios cortantes con las hojas o picos hacia fuera.

• Para retirar los trozos rotos de vidrio o de loza emplea siempre los guantes de plástico o la escoba, y envuelve en papel esos restos antes de tirarlos a la basura.

• Desecha los vasos y platos de bordes descascarillados.

• Cuando manejes utensilios de corte y de rallado, procura tener las manos secas y sin residuos grasos para que no te resbalen.

• Recuerda que las latas de conserva con anilla abrefácil provocan frecuentes cortes.

• Acostúmbrate a colocar las tijeras, agujas y alfi leres dentro del costurero; y guárdalo en un lugar seguro y apartado de los niños.

• Guarda las tijeras, limas y otros instrumentos de manicura cortantes o punzantes en su funda correspondiente y apartado de los niños.

• No es conveniente caminar descalzo por la casa.

• Cuando muevas las persianas, procura accionar la correa con las dos manos y en movimientos sucesivos.

• Mantén las herramientas de bricolaje limpias y en buenas condiciones; y aparta de la zona de trabajo a los niños. Debes procurarte una ropa cómoda y pegada al cuerpo, recogerte el pelo y quitarte los anillos, pulseras, collares y pañuelos.

• Desconecta los aparatos eléctricos cuando no los estés utilizando. Deja siempre bloqueada su puesta en marcha.
alt : guia43.pdf