La nueva Ley de GarantÝas

Derechos y obligaciones
Edita: FACUA AndalucÝa
Fecha: 2004
Formato: 150 x 180 mm.
Pßginas: 12
Abrir versiˇn impresa en PDF
Inicio >
Enviar a un amigo Imprimir noticia
Vendedor y productor

A los efectos de esta Ley, es vendedor la persona física o jurídica que, en el marco de su actividad profesional, vende bienes de consumo. Asimismo, la Ley define que el productor es el fabricante de un bien de consumo, el importador del mismo en el territorio de la Unión Europea, o cualquier persona que se presente como tal, y lo indique así en el bien de consumo con su nombre, marca u otro signo distintivo.

Para la efectiva aplicación de esta Ley, no cabe pactar cláusulas entre consumidor y vendedor que excluyan o limiten los derechos conferidos al consumidor, siendo estas cláusulas nulas de pleno derecho, al igual que los actos realizados en fraude de la misma. Por lo tanto, los derechos reconocidos en esta Ley son imperativos y, por ello, el vendedor está obligado a respetarlos.

Conformidad de los bienes con el contrato

Un concepto importante y novedoso es la "conformidad de los bienes con el contrato", que introduce esta Ley en su artículo tercero. La norma considera, de un modo insuficiente, que un consumidor debe sentirse satisfecho con el producto adquirido si el producto se ajusta a la descripción dada por el vendedor, y si tiene las cualidades manifestadas a través de una demostración o modelo.

También debe servir para lo que está indicado en el libro de instrucciones y en las indicaciones verbales que haya podido hacer el vendedor, o en un video demostrativo. Del mismo modo, sirve como uso habitual la publicidad, las indicaciones que aparezcan en la etiqueta, o un uso que se desprenda de las propias características del producto. Incluso, si el consumidor ha solicitado un uso especial y el vendedor le ha asegurado que el bien adquirido se lo ofrecerá, así ha de ser.

Además, el producto que se compra debe presentar la calidad y el comportamiento adecuado.

La incorrecta instalación de un bien se entiende como falta de conformidad cuando la instalación del bien esté incluida en el contrato de compraventa. En este caso, el vendedor responderá ante el consumidor de cualquier falta de conformidad que exista en el momento de la entrega del bien.
alt : guia49.pdf