FACUA.org
14
Inicio » 14 » Informes
La seguridad vial es uno de los objetivos primordiales para la Unión Europea, que pretende reducir el índice de mortalidad por esta causa.
Seguridad vial en los transportes públicos

La seguridad vial es uno de los objetivos primordiales para la UE, que pretende reducir la tasa de mortalidad por accidentes de tráfico.

FACUA.org - 21 - diciembre de 2006
Enviar a un amigo
Imprimir
Corregir noticia
Ver en versión sólo texto


En España, los accidentes de tráfico se sitúan a la cabeza de las causas de mortalidad en la población, también entre los niños. Según el Real Automóvil Club de España (RACE) cada año casi 3.000 niños menores de 15 años resultan heridos graves por accidente de tráfico. Asimismo, anualmente fallecen alrededor de 200 niños menores de 12 años como ocupantes de asientos posteriores de los vehículos, y sólo un 10% de los niños mayores de 3 años usan elementos adecuados de retención infantil.

El cinturón de seguridad salva vidas

El uso del cinturón de seguridad no debe tomarse a la ligera, ya que puede salvar vidas. Además de la obligatoriedad de uso por parte de los ocupantes delanteros del vehículo, los ocupantes de los asientos traseros deben usar esta medida de seguridad, puesto que no sólo les protege a ellos mismos. El riesgo de fallecimiento para el conductor y el copiloto es hasta cinco veces mayor si los ocupantes de atrás no llevan puesto el cinturón: un pasajero de 50 kilos de peso que viaja en un vehículo a 50 kilómetros por hora puede producir una fuerza de 3.000 kilos en su desplazamiento sobre el asiento delantero en caso de colisión.

También es importante usar el cinturón en vías urbanas, no sólo cuando se conduce por carretera, ya que en casco urbano, la posibilidad de resultar gravemente herido o muerto es cinco veces menor si se lleva puesto el cinturón. Para combatir estos datos, se elaboró la Directiva 2003/20/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 8 de abril de 2003 sobre el uso de cinturones de seguridad en vehículos de menos de 3,5 toneladas, que finalmente ha entrado en vigor este año al concluir el plazo que la Unión Europea había concedido a los estados miembros para que adaptasen su legislación.

Sistemas de seguridad en los taxis

La Directiva, clara en sus estipulaciones y positiva en cuanto a seguridad se refiere, estipula en su segundo artículo la obligatoriedad del uso de dispositivos de retención para niños y la obligatoriedad del uso de los cinturones de seguridad. Estos puntos tan claves y positivos para los usuarios pueden no serlo si el Estado miembro concede exenciones las cuáles están previstas en la Directiva, que establece que los Estados miembros podrán permitir que en su territorio los niños menores de tres años no utilicen un dispositivo de retención para niños cuando viajen en taxi matizando que, si se realiza esta exención, cuando los niños viajen en este transporte deberán ocupar un asiento distinto de los delanteros.

En España, el Reglamento General de Circulación obliga al colectivo del taxi a cumplir la normativa de seguridad infantil de la misma forma que obliga a todos los vehículos de turismo. Es decir, según la Legislación actual, los menores de tres años y cuya estatura sea menor de 1,50 metros, deben utilizar un sistema de sujeción homologado a su talla y peso. Los que midan más de 1,50 metros deben usar el cinturón de seguridad.

Sin embargo, existe una Directiva interna de la Dirección General de Tráfico donde se recomienda la no aplicación de la legislación vigente en tanto no se regulen las excepciones oportunas.

Cinturón de seguridad en autobuses

Según la nueva Directiva de la Unión Europea, se exige que todos los ocupantes de 3 o más años de edad que viajen en vehículos de más de 9 plazas utilicen, cuando estén sentados, los dispositivos de seguridad instalados en los vehículos. Asimismo, es obligatorio informar de esta obligación a los ocupantes del vehículo por parte del conductor, por el guía, por medios audiovisuales o mediante letreros o pictogramas fijados en lugares bien visibles desde el asiento.

Esta medida de seguridad se puso en marcha en 1998, año desde el que es obligatorio que todos los vehículos que se vendan estén equipados con cinturones de seguridad en todas sus plazas.

La Unión Europea fijó para mayo de 2006 la entrada en vigor de la obligatoriedad del uso del cinturón de seguridad en autobuses. Sin embargo, el Gobierno central aún no ha puesto en marcha esta medida, ya que debe modificar el Reglamento General de Circulación para que se amplíe la obligación del uso de esta medida de seguridad a vehículos como los autobuses, una medida fundamental teniendo en cuenta los datos de los últimos años.

España es el país que más muertos acumula por accidente de autobús entre los años 1994 y 2004, con 404 fallecidos. Según la Comisión Europea, la utilización del cinturón de seguridad evitaría la muerte de unas 5.500 personas al año, cifra que se pretende reducir a la mitad antes del 2010.

Consejos para la correcta utilización de los cinturones de seguridad

- Una vez sentados, ajustar bien el cinturón, evitando que quede holgado.

- La parte superior del cinturón debe pasar por la clavícula, entre el cuello y el hombro, nunca por el cuello para evitar lesiones.

- El cinturón debe ajustarse a la zona pélvica, nunca al abdomen, para evitar daños graves en el mismo y evitar, incluso, un posible deslizamiento por debajo del cinturón en caso de colisión.- Ha de estar ceñido al cuerpo y vigilar que no esté enrollado.

- No utilizar cojines para sentarse, ya que esto restaría eficacia al cinturón.

- No reclinar demasiado el respaldo del asiento para evitar que el pasajero se escurra por debajo del cinturón, así como posibles lesiones en el cuello.