FACUA.org
9
Inicio » 9 » Informes
Los proveedores de Internet ofertan más velocidad de la real
ADSL: ¿Seguro que son 20 Megas?

FACUA.org - 21 - agosto de 2006
Enviar a un amigo
Imprimir
Corregir noticia
Ver en versión sólo texto


"¡Que son 20 Megas! ¡A ver si te enteras!", decía el protagonista de un anuncio de Jazztel. Una velocidad que cada día prometen más proveedores de acceso a Internet pero que está muy lejos de la realidad. El Ministerio de Industria, conocedor de esta publicidad engañosa, sigue mirando hacia otro lado.

Durante los últimos años asistimos a una prolífica gama de ofertas por parte de distintas empresas que ofrecen contratación de banda ancha ADSL (Asymmetric Digital Subscriber Line, Línea de Abonado Digital Asimétrica), llegando en la actualidad a ofrecer hasta 20 megabits de velocidad para la navegación en Internet y descarga de información.

La razón por la cual se están llegando a ofertas de hasta 20 Megabits de velocidad en la navegación y descarga de información se debe a la nueva tecnología ADSL 2+ (Definida por la UIT-T en la norma G.992.5). Cabe destacar las principales características de dicha tecnología y el servicio ofrecido por los operadores de banda ancha:

- ADSL 2+ permite mayores velocidades de transmisión de hasta 24 megabits en bajada y 1,2 megabits en subida. Hay que reseñar que ADSL 2+ no ha mejorado el hecho de no poder enviar información a más de 1,2 megabits de velocidad, lo que implica, que aún llegando a 20 megas de velocidad en la navegación y descarga, no se alcanzaría más de 1,2 megabits (casi veinte veces menos) si, por ejemplo, se envía un correo electrónico.

- Este incremento de la velocidad es debido a que el ancho de banda sobre el par de cobre (material primario de las redes de comunicaciones) pasa del 0,5MHz y 1,1MHz, que poseían las tecnologías ADSL y ADSL2 respectivamente, a 2,2 MHz, con lo que la capacidad del medio físico de transmitir datos se ha duplicado.

- Todas las compañías que ofrecen servicios de banda ancha ADSL 2+ regalan un router que soporta estas velocidades de navegación.

Se ha mejorado la compatibilidad espectral, es decir, se reduce la intensidad de las interferencias o ruido (atenuación responsable de que la velocidad de transmisión de una línea ADSL sea más lenta) en la red de acceso gracias a la corrección de errores.

Como puede observarse, estas mejoras técnicas permiten ofrecer servicios más rápidos para la navegación en Internet. Sin embargo, los problemas que ya tenían las tecnologías ADSL y ADSL2 siguen estando presentes en la nueva tecnología ADSL 2+.

Estos problemas son:

- Si se posee una red local (en casa o en la oficina) el hecho de que dos o más usuarios se conecten a Internet a través del mismo servicio ADSL disminuye la velocidad.

- Al conectarnos, por ejemplo, a una página web muy transitada, la velocidad de conexión también disminuye.

- La longitud del cableado interno en un domicilio u oficina desde el router a las rosetas telefónicas influye en la velocidad. A mayor longitud de este cableado menor velocidad.

- En la línea del punto anterior y como principal causa de la disminución de la velocidad de transmisión, la inevitable atenuación o ruido en la línea debido a la naturaleza del soporte físico (el cobre) y el aumento de esta atenuación a causa de la distancia entre nuestro router y la central telefónica que nos gestiona el envío y recepción de la información, provoca grandes caídas de velocidad (se explica más abajo en detalle).

- Protocolos de transmisión de datos. Un porcentaje de la capacidad de transmisión de datos (hasta un 20%) es utilizado por los datos de gestión de la información que se recibe y se envía. Es decir, de nuestra capacidad de transmisión, 20 Megas por ejemplo, hasta un 20% podría estar ocupado por los distintos datos de gestión necesarios para el correcto funcionamiento de nuestra comunicación ADSL.

Ante la evidencia de estos factores, compañías como Wanadoo, Ya.com, Teléfonica y Jazztel, han introducido una serie de aclaraciones al final de las características de cada uno de sus productos en sus páginas web, aunque no en su publicidad.

Wanadoo

Este es el texto que incluye en su página web:

"Wanadoo le informa que la velocidad posible alcanzable por este servicio está supeditada a la distancia a su central telefónica, la calidad de la línea (par de cobre) física, así como otras variables técnicas de su línea actual. Wanadoo, por lo tanto, no se responsabiliza ni garantiza la velocidad máxima que podrá alcanzar el servicio, al estar influenciado por los citados factores externos y no tener Wanadoo pleno control sobre los mismos. En todos los casos, el cliente disfrutará de la máxima velocidad que soporte su línea".

Jazztel

La información que facilita en su web es ésta:

“La velocidad del ADSL contratado depende finalmente de multitud de factores, como por ejemplo, la distancia a la central, la calidad de la línea y las posibles interferencias que puedan producirse. Adicionalmente, la velocidad va a depender del dimensionamiento del servidor de destino (procesador, memoria, usuarios concurrentes, caudal a Internet) al cual esté accediendo. Jazztel no puede garantizar la velocidad contratada en todos los casos. Jazztel realizará sus mejores esfuerzos para que usted disponga de la máxima velocidad técnicamente posible con su ADSL”.

Ya.com

Esta es la información que ofrece en su página web:

"FACTORES QUE AFECTAN A LA VELOCIDAD DE TRANSMISIÓN

Todos o algunos de los factores que aparecen en este gráfico pueden afectar a su conexión a Internet, produciendo una disminución de la velocidad.

http://acceso.ya.com/info_adsl2plus/pantalla2.htm

Dichos factores afectan de igual forma a cualquier operador de telecomunicaciones.

En Ya.com estamos trabajando de forma activa para que, en el menor plazo posible de tiempo, pueda seguir disfrutando de las mejores condiciones en su servicio"
.

Telefónica

Telefónica es la compañía donde más difícil resulta de encontrar la aclaración. Concretamente esta puede obtenerseen el medidor de velocidad de la página web de Terra y no en la descripción de los servicios que oferta:\r\n"NOTA IMPORTANTE: El rendimiento de una conexión nunca es del 100%. Hay que tener en cuenta que estos tipos de conexiones (Módem analógico, RDSI, ADSL) se utilizan diversos protocolos (PPP, TCP/IP) que ocupan ancho de banda (entre un 2% y un 20% del 100% del total, según el tipo de conexión, protocolo utilizado), con lo que se reduce el ancho de banda útil para la descarga de datos. El resultado que se muestra en el test se corresponde con el ancho de banda útil, esto es, equivale a la velocidad de transferencia de información, y no a la velocidad de acceso. Adicionalmente, existen otros factores no medibles que pueden contribuir a reducir la velocidad de la conexión, como son la congestión en la red, interferencias electromagnéticas, etc., que también influyen en el resultado final”.

En el caso de Telefónica, la contradicción entre lo ofertado y el servicio que se puede conseguir es más patente. Como podemos apreciar, a causa de los protocolos (PPP y TCP/IP) que ocupan un determinado ancho de banda, la velocidad de transmisión es menor (entre un 2% y un 20% del total). Además del factor de los protocolos, los servicios de Telefónica no escapan a los demás avatares.

También el Ministerio de Industria ha advertido de este hecho: "Estas velocidades son las máximas alcanzables, lo que no implica que los usuarios puedan disponer de ellas en todas las líneas ni en todo momento. Habrá líneas que por sus características físicas, fundamentalmente la longitud, nunca puedan alcanzar estos máximos. Esto es lo que justifica que determinadas ofertas disponibles en el mercado que anuncian velocidades -de hasta 20 Mbit/s- no garanticen que todos los clientes puedan llegar a disponer de esta velocidad máxima".

Al día de hoy, aun conociendo el hecho de que técnicamente las compañías citadas en este informe no pueden alcanzar para todos sus clientes las velocidades ofertadas, el Ministerio de Industria no ha regulado o abierto ningún expediente a ninguna de estas compañías por supuesta publicidad engañosa. FACUA prepara una serie de denuncias contra los proveedores que anuncian 20 Megas.

Las advertencias sobre las limitaciones en cuanto a las velocidades de navegación son una obligación de las compañías con los usuarios y no deben ocupar un lugar tan poco destacado en la publicidad sobre sus servicios. En cualquier caso y a efectos de una buena relación cliente/proveedor no podemos obviar la contradicción existente entre lo ofertado y la realidad técnica.

Todas la compañías insisten de manera consciente en el concepto "20 Megas" de velocidad. En sus anuncios, por ejemplo Jazztel, la estrategia es convencer al futuro cliente de que va a disponer de 20 Megabits de velocidad: "que son 20 Megas, a ver si te enteras", cuando de forma mucho más sutil, luego se informa (pero no en la publicidad) de que la velocidad de transmisión de banda ancha va a padecer una serie de inconvenientes (insistimos que inevitables para cualquier compañía) que va a reducir de forma más que considerable la velocidad. Información a la que posiblemente no accedan la inmensa mayoría de usuarios. Por lo tanto, se entiende que esta estrategia comercial incurre en publicida engañosa, vulnerando la Ley General de Publicidad.

Hay que recordar que dicha Ley define en su artículo 4 como engañosa “la publicidad que de cualquier manera, incluida su presentación, induce o pueda inducir a error a sus destinatarios, pudiendo afectar a su comportamiento económico, o perjudicar o ser capaz de perjudicar a un competidor”.

“Es asimismo engañosa”, continúa la norma, “la publicidad que silencie datos fundamentales de los bienes, actividades o servicios cuando dicha omisión induzca a error de los destinatarios”.

Además de las imprecisiones y técnicas publicitarias de dudosa legalidad, antes de establecer el contacto individual con un cliente, estas compañías deberían informar, a nivel técnico y particular, según las características de cada usuario, cuánta atenuación o interferencias podría tener la línea telefónica de un usuario dependiendo de su ubicación geográfica y por lo tanto qué porcentaje aproximado de velocidad de transmisión va a perder a la hora de navegar por Internet. Además, se debería informar también de cuál va a ser el tanto por ciento de ancho de banda que va a perder su comunicación debido al espacio ocupado por los protocolos de gestión de datos (recordemos entre un 2% y un 20%).

Por ejemplo, si el usuario puede acceder a la tecnología ADSL 2+, y le ofrecen hasta 20 Megabits, primeramente, debido a espacio utilizado por los protocolos, su velocidad perderá entre un 2% y un 20%. A esta pérdida debe restársele otro tanto por ciento debido a la distancia entre el router y la central telefónica debido a la atenuación que padece el par de cobre.

Si tu ordenador está a una distancia superior a 1,3 kilómetros más o menos, comenzarás, de forma objetiva y paulatina a perder velocidad, pudiendo disminuir hasta situarse incluso por debajo de los 2 Megas.El problema de la atenuación para el par de cobre además del espacio de ancho de banda requerido para los protocolos de gestión de datos son inevitables al día de hoy.

Por ello, hay que insistir en que las velocidades anunciadas, técnicamente, son inalcanzables para cualquier operador y, por lo tanto, todas las compañías tienen la obligación de informar, de forma individual y a priori, de este hecho a los usuarios y el Ministerio de Industria de intervenir a favor de los mismos.