Baleares sanciona con 448.000 euros a Iberia por aplicar una cláusula que cancela los vuelos de usuarios

Mediante la condición "no show", la compañía anula automáticamente los trayectos incluidos en un billete si el usuario no utiliza el de ida o enlace.

Baleares sanciona con 448.000 euros a Iberia por aplicar una cláusula que cancela los vuelos de usuarios

La Dirección General de Consumo de Baleares ha sancionado a Iberia con 448.000 euros, la cifra más elevada que ha impuesto este organismo, por aplicar la cláusula no show, por la que si el pasajero no utiliza el trayecto de ida o de enlace, la compañía aérea cancela automáticamente el resto de trayectos dentro del mismo billete y, por tanto, el usuario los pierde "aunque los haya pagado".

Así lo ha anunciado este lunes 10 de diciembre en rueda de prensa la consellera de Salud, Patricia Gómez, y el director general de Consumo, Francesc Dalmau, quien ha declarado que Iberia es "responsable de una infracción muy grave" y ha añadido que la sanción se ha impuesto teniendo en cuenta la "reiteración" y la "reincidencia" de la compañía.

En este sentido, Dalmau ha concretado que la compañía ya había cometido otras infracciones relacionadas con los derechos de los consumidores y había estado sancionada en los últimos tres años por la misma infracción y se la había multado con casi 60.000 euros.

En relación a este caso concreto, el director ha señalado que la resolución de Consumo parte de siete expedientes de reclamación mediante las que se inició la intervención del Servicio de Inspección y que, al rastrear la página web de la compañía Iberia, constataron que en el apartado de condiciones generales del contrato aparecía la cláusula no show.

Dicha cláusula vulnera el Real Decreto 1/2007, la Ley 7/2014 de Baleares y, además, ha estado declarada "recientemente como abusiva" por el Tribunal Supremo en la sentencia 631/2018.

En esta línea, la resolución de Consumo hace referencia a las sentencias previas sobre esta cláusula, como la del Juzgado Contencioso Administrativo número tres de Melilla en la que se dice que no se puede alegar como justificación que "la compañía sufra un perjuicio por dejar un asiento libre que podría servir para otro pasajero".

Dalmau ha explicado, que "lo que pierde la compañía es el billete para otro pasajero y por tanto, la posibilidad de beneficiarse otra vez" con la venta de otro trayecto.

El director también ha indicado que contra dicha resolución Iberia puede interponer un recurso de alzada "a lo largo de esta semana" ante la Conselleria de Salud.

Ya somos 228.684