En Reino Unido

Multa de 48 millones a la farmacéutica GSK por pagar para impedir la entrada libre de genéricos

La compañía británica ha sido acusada de alcanzar acuerdos para evitar la entrada en el mercado del antidepresivo paroxetina entre los años 2001 y 2004.

Multa de 48 millones a la farmacéutica GSK por pagar para impedir la entrada libre de genéricos

La Autoridad de los Mercados y la Competencia de Reino Unido (CMA) ha impuesto una multa de 48,4 millones de euros (37,6 millones de libras esterlinas) a la farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK) por haber realizado pagos para impedir la entrada libre en el mercado de medicamentos genéricos (pay-for-delay).

En concreto, la compañía británica ha sido acusada de alcanzar acuerdos de más de 64 millones de euros (hasta 50 millones de libras) con una serie de farmacéuticas para impedir la entrada en el mercado de la versión genérica del antidepresivo paroxetina entre los años 2001 y 2004.

De este modo, en el año 2001 varias farmacéuticas, entre las que se incluye Generics UK Limited (GUK) y Alpharma, estaban trabajando para entrar en el mercado de la paroxetina con un medicamento genérico. Ante esta situación, GSK denunció a estas compañías alegando que sus productos infringían sus patentes.

Sin embargo, antes de que esta denuncia fuese a juicio, tanto GUK como Alpharma alcanzaron un acuerdo con GSK que incluía la prohibición de su entrada independiente en el mercado británico de este antidepresivo.

La CMA ha recordado en un comunicado que sólo en el año 2000 fueron prescritos 4,2 millones de Seroxat, la marca de paroxetina de la farmacéutica británica multada, por lo que sus ventas superaron los 116 millones de euros (90 millones de libras ) en el año 2001.

De hecho, cuando a finales del año 2003 finalmente tuvo lugar la entrada del medicamento genérico de paroxetina, su precio medio cayó hasta un 70% en dos años.

Por ello, la CMA ha considerado que estos acuerdos infringieron la prohibición de acuerdos anticompetitivos de la ley de competitividad británica, por lo que ha impuesto multas a todas las compañías implicadas que ascienden a unos 58 millones de euros (44,99 millones de libras).

Además de la multa de 48,4 millones de euros a GSK, la farmacéutica GUK ha sido condenada al pago de 7,5 millones de euros (5,8 millones de libras), mientras que otras compañías como Alpharma y Xellia deberán pagar 1,9 millones de euros (1,5 millones de libras).

Ya somos 188.765