Durante los 14 días previos al corte

FACUA ve escandaloso que Aguas de Cádiz suministrase agua contaminada en el barrio de Loreto

Un nuevo informe, presentado por el Ayuntamiento, desmiente la información ofrecida por la corporación municipal anterior sobre el corte de suministro en octubre de 2014.

FACUA ve escandaloso que Aguas de Cádiz suministrase agua contaminada en el barrio de Loreto

FACUA Cádiz considera escandaloso y muestra su indignación ante los nuevos datos ofrecidos por el actual equipo de gobierno de la ciudad sobre el corte de agua sufrido en la barriada de Loreto en octubre de 2014. El informe de "estudio, análisis y esclarecimiento" presentado ayer por el Ayuntamiento a la Comisión Informativa de Sostenibilidad revela que existió contaminación del agua que se suministró a los residentes del barrio gaditano desde el 29 de septiembre, es decir, 14 días antes de que se cortara el suministro". Además, desmiente las explicaciones que el anterior equipo de gobierno ofreció sobre las causas del suceso.

FACUA Cádiz considera extremadamente graves las conclusiones presentadas en el informe y ve indignante que los anteriores responsables de Aguas de Cádiz pudieran haber mentido sobre este incidente. El suministro de agua al barrio de Loreto permaneció cortado del 13 al 25 de octubre de 2014 ante la presencia de bacterias coliformes en el agua, "si bien los primeros avisos por el mal olor del agua se recibieron a finales de septiembre", señala el Ayuntamiento en este nuevo informe realizado por los técnicos de Aguas de Cádiz.

En el texto presentado por el alcalde de la ciudad, José María González, junto al actual presidente de Aguas de Cádiz y el nuevo gerente de esta empresa, señala a los anteriores responsables técnicos y políticos y los acusa de mentir y ocultar datos tanto a la ciudadanía como a la Consejería de Salud. Asimismo, el informe señala que con conocimiento de ello, el anterior equipo permitió la distribución de agua no apta para el consumo humano.

FACUA Cádiz va a estudiar los nuevos datos, dado que podría haberse producido un delito contra la salud pública. La asociación no descarta poner estos hechos en conocimiento de la Fiscalía.

Origen de la contaminación

Los nuevos datos señalan como causa principal de la contaminación al "movimiento de masas de aguas estancadas con desprendimiento de biopelícula al maniobrar las válvulas de tres puntos de corriente de agua que permanecían cerrados y fueron abiertos el día 29 de septiembre", según recoge el nuevo informe del Ayuntamiento. Dichos puntos se abrieron en una prueba previa a la apertura definitiva que tendría lugar el 30 de septiembre, para la instalación de un contador en el punto único de paso de suministro de agua al barrio de Loreto; "lo que conllevaría su inhabilitación durante algún tiempo y lo que obligaba a la búsqueda de alternativas de suministro de agua al barrio".

Según el informe, la explicación que dio el Ayuntamiento de Cádiz por entonces "fue que la contaminación partía de una tubería en mal estado situada en una finca privada de la calle Hermanos Ortiz Echagüe". Ahora, el nuevo equipo de gobierno destaca "que, en virtud de los datos que se han recopilado, la teoría mantenida en su día por Aguas de Cádiz para justificar la contaminación del agua queda completamente descartada".

"En virtud de los datos disponibles, Aguas de Cádiz incurrió en vulneración de la legislación vigente al no avisar a la autoridad sanitaria competente el 3 de octubre de que ya se habían confirmado estos resultados positivos en presencia de bacterias en los análisis realizados al agua del barrio de Loreto", reza el informe.

FACUA ya denunció la falta de transparencia

Con independencia de las responsabilidades penales que puedan derivarse de estos gravísimos hechos, FACUA Cádiz exige que se depuren responsabilidades tanto en el ámbito político como técnico, a todos los niveles, así como que, a la luz de los nuevos datos que aporta el informe, la Consejería de Salud inicie actuaciones contra la empresa.

La asociación recuerda que ya denunció la falta de transparencia respecto de este asunto tanto por parte del Ayuntamiento de Cádiz como de la propia Consejería, que tardaron semanas en responder a las peticiones de información planteadas desde esta organización.

FACUA Cádiz insiste en señalar el fracaso de todos los sistemas basados exclusivamente en el autocontrol por parte de las propias empresas, tal y como se establece actualmente para el nivel de calidad del agua por parte de las empresas suministradoras. Es sobre éstas sobre las que recae la obligación de, en caso de detectar que el agua no cumple con los parámetros de calidad establecidos, notificarlo a la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía. Y es a esta delegación a quien corresponde evaluar el posible riesgo sanitario para, en su caso, emitir una resolución que señale si el agua es no apta para el consumo o que, además de no apta para ello, ésta supone un riesgo para la salud.

Finalmente, FACUA Cádiz felicita a los vecinos de Loreto por la lucha que durante meses han mantenido para que se investigara este suceso, ya que ellos son los artífices de que finalmente se haya elaborado y emitido el informe presentado el pasado lunes. Los actuales responsables del Gobierno municipal entregarán este miércoles 9 de marzo a la Fiscalía Provincial las conclusiones de dicho informe con la finalidad de que se determine la posible responsabilidad penal de los anteriores gestores.

Ya somos 188.921