Bio

Descubre una de las peores grasas villanas para ser un 'cazapalma'

El de palma es el aceite vegetal más consumido en todo el mundo y está provocando que el nivel de deforestación en las zonas tropicales aumente a pasos de gigante, sobre todo en el sudeste asiático.

Por Lluvia Rojo

Voy a la tienda de alimentación, cojo un producto de la estantería y le doy la vuelta. Leo en la etiqueta aceite vegetal y mi mente lo relaciona con: natural, sano y libre de colesterol malo. Lo busco en Internet y… me llevo la sorpresa… y la gran decepción. Tengo que dejar el producto donde estaba.

¿Qué significa exactamente aceite vegetal? ¿Qué hay detrás de su producción? ¿Cómo afecta a mi salud y al medio ambiente?

Aceites vegetales pueden ser muchos, algunos hasta muy saludables, pero como ocurre normalmente (y tiene toda la lógica del mundo), lo bueno hay que pagarlo, y por regla general, la industria alimentaria quiere que sus productos caduquen tarde y prefieren fabricar y vender barato.

Lo barato, en este caso, sale muy caro… en muchos sentidos. Si el etiquetado no especifica que el aceite vegetal es de oliva o girasol no hidrogenado, ¡activa las alarmas! Es muy posible que no sea bueno para ti y es más que probable que se trate de aceite de palma o palmiste, un nombre en apariencia inocente que esconde devastación, sufrimiento humano y animal, extinción de especies amenazadas, incendios provocados, explotación de personas, terror y una buena subida de tu LDL (el colesterol malo malísimo).

Estamos rodeados. Y es que el aceite de palma está en el 50% de los productos empaquetados que tenemos a nuestra disposición. ¡El 50%! En la cocina, en el baño y en el armario de la limpieza…

Así es el fruto de la palma de la que se extrae el aceite.

Es el aceite vegetal más consumido en todo el mundo y está provocando que el nivel de deforestación en las zonas tropicales aumente a pasos de gigante, sobre todo en el sudeste asiático. Las plantaciones de palma aceitera arrasan los bosques tropicales y, con ellos, los hábitats de infinidad de plantas y animales, incluyendo especies amenazadas como orangutanes, rinocerontes, elefantes, monos narigudos o tigres.

Además, por si todo este demoledor panorama fuera poco, es terrible para nuestra salud. El aceite de palma es una grasa saturada. No llega al envenenamiento (sí, envenenamiento) que producen las grasas trans o hidrogenadas, pero es absolutamente desaconsejable si se quieren prevenir problemas cardiovasculares de todos los colores y sabores.

¡Conviértete en un Cazapalma como he hecho yo! Haz la prueba. Abre neveras y armarios, búscalo en pizzas, bollería industrial, galletas, panes, helados, chocolates, margarinas, comidas precocinadas… Búscalo por todas partes. En pintalabios, jabones, cremas, limpiadores, detergentes y champús. Encontrarás, como me ha pasado a mí, a este nuevo enemigo en cada cajón, en cada recoveco de tu casa y oficina. Y te cabrearás como me he cabreado yo.

Una larguísima lista de productos de alimentación contienen aceite de palma.

Algún día, los consumidores españoles llegaremos a enterarnos de verdad de lo que compramos gracias a un etiquetado estricto y exigente, pero mientras tanto, en la espera… Recuerda, si pone aceite vegetal o grasa vegetal cuenta con que estás ante el villano número uno del mundo de las grasas: el aceite de palma. Además, aquí va una lista (en inglés) de otros productos que lo esconden:

Palm Kernel, Palm Kernel Oil, Palm Fruit Oil, Palmate, Palmitate, Palmolein, Glyceryl, Stearate, Stearic Acid, Elaeis Guineensis, Palmitic Acid, Palm Stearine, Palmitoyl Oxostearamide, Palmitoyl Tetrapeptide-3, Sodium Laureth Sulfate, Sodium Lauryl Sulfate, Sodium Kernelate, Sodium Palm Kernelate, Sodium Lauryl Lactylate/Sulphate, Hyrated Palm Glycerides, Etyl Palmitate, Octyl Palmitate, Palmityl Alcohol.

¿Qué? ¿Sorprendido? Después de escribir este artículo, me doy cuenta de que casi sería más fácil (y corto) nombrar los artículos de consumo que no contienen aceite de palma que aquellos que sí lo llevan. Pero, aunque una vida sin aceite de palma pueda parecer difícil, yo voy a hacer todo lo posible por intentarlo… y lo voy a conseguir. Lo que se lleva por delante es demasiado como para no hacer el esfuerzo. Sólo hay que sacar la lupa, estudiar lo que uno se dispone a meter en el carro de la compra y atar cabos. ¿Te animas?

__________

Lluvia Rojo es actriz y activista medioambiental.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer Consumerismo
Ya somos 41.016