Festival de cine de Nueva York

De Niro da marcha atrás y no proyectará la película contra las vacunas en Tribeca

El intérprete tenía intención de proyectar el documental "para crear debate" sobre las causas del autismo en los niños, una enfermedad que, según ha desvelado también el actor, padece uno de sus hijos.

De Niro da marcha atrás y no proyectará la película contra las vacunas en Tribeca
De Niro retira del Tribeca una cinta que relaciona vacunas y autismo. | flickr.com/siebbi (CC BY 2.0)

El actor Robert De Niro ha anunciado a través de un comunicado que no se exhibirá en el festival cinematográfico de Tribeca un documental en contra de la vacunación infantil, tras las críticas recibidas después de defender su proyección.

De Niro ha desvelado que se encuentra muy apesadumbrado por toda la polémica creada: "Mi intención era la de crear un debate sobre un problema que es algo muy personal para mí y mi familia. Pero después de analizarlo con el equipo del festival y la comunidad científica, no creemos que vaya a contribuir a la discusión que yo había esperado. El festival no pretende evitar la polémica, pero hemos decidido cancelarla de nuestra programación".

El intérprete se retracta así de sus anteriores declaraciones, en las que defendía la proyección del documental titulado Vaxxed: From Gover-up to Catastrophe y dirigido por Andrew Wakefield, para generar un debate sobre la cuestión de que las vacunas puedan ser una causa del autismo en los niños. Una enfermedad que, según desveló días atrás también el propio actor, padece su hijo Elliot, de 18 años.

Wakefield, médico y director improvisado del filme, es uno de los máximos exponentes del movimiento en contra de la vacunación infantil y defiende que pueden ser causantes del autismo, algo que el Centro para el Control de Enfermedades ha negado desde hace tiempo. Además, le fue retirada su licencia médica tras ser acusado de mala conducta profesional y falsificación de pruebas en su investigación.

La defensa de la proyección del documental por parte de De Niro había provocado la rápida reacción de algunos como el director Penny Lane, que escribió personalmente al festival para pedir la cancelación de la película, que esperaba exhibirse el 24 de abril.

Ya somos 188.933