Dada la insuficiencia del bono social

FACUA pide al Gobierno que apruebe una norma que impida el corte de suministros a familias vulnerables

La asociación reclama que asuma estas competencias y proteja a los afectados por pobreza energética tras el fallo del Constitucional que imposibilita que las comunidades autónomas legislar sobre la cuestión.

FACUA pide al Gobierno que apruebe una norma que impida el corte de suministros a familias vulnerables

FACUA-Consumidores en Acción insta al Gobierno a que apruebe una norma estatal que impida el corte de suministro a las familias más vulnerables, después de que el Tribunal Constitucional haya tumbado el decreto catalán sobre pobreza energética argumentando que invade competencias estatales.

La asociación discrepa de la resolución del Constitucional porque las comunidades autónomas son competentes para legislar sobre protección de los consumidores. En cualquier caso, FACUA reclama al Ejecutivo en funciones que no demore más su actuación e impida que las familias afectadas por la pobreza energética sigan sufriendo cortes de luz por impago.

 El Tribunal Constitucional anunció el pasado 8 de abril que ha anulado parcialmente el decreto ley catalán que impide a las suministradoras de electricidad y gas cortar el suministro durante los meses de invierno a las familias que no pudiesen pagar sus facturas. El fallo da la razón al Estado, que había argumentado que la norma invadía sus competencias.

FACUA considera que el único instrumento dispuesto por el Gobierno para proteger a los usuarios más vulnerables, el bono social, no es suficiente para responder a la situación de pobreza energética que sufren miles de familias, que no pueden hacer frente a la factura de los suministros básicos por ser demasiado elevados.

Una encuesta llevada a cabo por la asociación en 2014 reveló que el 48% de los consumidores que la realizaron desconocían la existencia del citado bono social.

La asociación recuerda que, de acuerdo a las estimaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el número de usuarios que se han acogido al bono social de electricidad se ha reducido un 18% entre 2009, año en el que se implantó, hasta 2015, pasando de tres millones a 2,45 millones de beneficiarios.

Frente a estas cifras, los cortes de luz por impago en hogares volvieron a aumentar en 2015, de acuerdo a los  datos ofrecidos por las propias eléctricas. Endesa e Iberdrola realizaron 506.481 cortes de suministro (un 5,9% más que en 2014) el pasado año, según la información que ambas compañías remitieron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El Código de Consumo catalán, pionero en el Estado, prohíbe a las suministradoras a realizar cortes de suministro en caso de impago de las facturas entre noviembre y marzo a aquellos hogares que tengan un informe de los servicios sociales que certifique su condición desfavorecida y a aquellas familias con tres miembros que tengan ingresos inferiores a 10.300 euros anuales.

Ya somos 190.625