Caso Nóos

Ausbanc y Manos Limpias pidieron a dos bancos 3 millones por 'salvar' a la infanta, según El Confidencial

La Audiencia Nacional investiga por extorsión y fraude procesal a Luis Pineda, Miguel Bernad, Virginia López Negrete y más de una decena de estrechos colaboradores de ambas organizaciones.

Ausbanc y Manos Limpias pidieron a dos bancos 3 millones por 'salvar' a la infanta, según El Confidencial
El presidente de Ausbanc, Luis Pineda (izquierda), y el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad.

Ausbanc y Manos Limpias contactaron con dos de los mayores bancos españoles para ofrecerles la retirada de la acusacion contra la infanta Cristina en el caso Nóos a cambio de 3 millones de euros, según publica este jueves el diario El Confidencial citando fuentes del sector bancario. La mitad debía ser abonada por anticipado, y el resto, después de que Manos Limpias desistiera oficialmente de seguir acusando en solitario a la hermana de Felipe VI, según han detallado al diario fuentes cercanas a esas conversaciones.

La retirada del seudosindicato habría provocado automáticamente la absolución de la infanta, al ser la única parte que está acusándola. Las fuentes del sector preguntadas por El Confidencial aseguran que las negociaciones se habrían producido de forma simultánea con las dos entidades financieras. Sólo Manos Limpias está personada como acusación popular en el caso Nóos, pero según publica el citado diario los contactos fueron encabezados por el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, confirmando de ese modo que ambas asociaciones estaban actuando de forma coordinada para iniciar procedimientos o personarse en otros ya abiertos contra empresas, bancos, partidos y todo tipo de personalidades, y luego ponerse en contacto con sus víctimas para exigirles dinero a cambio de retirar las acusaciones.

Eso es precisamente lo que está investigando la Brigada de Delincuencia Económica y Fiscal de la UDEF desde comienzos de 2015, tras recibir varias denuncias de presuntos afectados por esta trama. Las diligencias están siendo dirigidas por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, el juez Santiago Pedraz, y cuentan con la supervisión de la Fiscalía de ese mismo órgano. El foco se sitúa el presidente de Ausbanc, el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, y más de una decena de estrechos colaboradores de ambas entidades que también habrían participado en los chantajes. Se enfrentan a acusaciones por extorsión, integración en organización criminal y fraude procesal, entre otros delitos.

Pagos camuflados como publicidad

Según publica El Confidencial, Manos Limpias y Ausbanc habrían camuflado los pagos que obtenían mediante la amenaza de acciones judiciales ocultándolos como contratos de publicidad y de compra de ejemplares de sus publicaciones. Ausbanc edita desde 1990 una revista mensual que lleva su nombre y también es propietaria del periódico Mercado de Dinero. Además, tiene varias páginas web informativas y ediciones de sus revistas en Estados Unidos y Sudamérica. Los testigos que han declarado en la investigación señalan que las víctimas que se negaban a satisfacer las cantidades que presuntamente reclamaban Ausbanc y Manos Limpias eran sometidas a campañas difamatorias en esas publicaciones, además de arriesgarse a ser blanco de demandas y querellas.

Manos Limpias ya retiró en el caso Nóos la acusación contra uno de los imputados clave, Miguel Tejeiro, el asesor fiscal que llevaba las cuentas de la trama societaria que urdieron Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres para cobrar de la Administración pública por trabajos inexistentes. Tras la decisión del sindicato de funcionarios, Tejeiro pasó de enfrentarse a una pena de hasta 10 años de cárcel a convertirse en un simple testigo de la causa.

La letrada que representa a Manos Limpias en el procedimiento, Virgina López Negrete, niega cualquier tipo de irregularidad en esa decisión y asegura que se debió a una estrategia procesal para conseguir que Tejeiro tuviera la obligación de contar la verdad por su nueva condición de testigo. La abogada y portavoz de Manos Limpias ha asegurado a El Confidencial que no dispone de ninguna información que le haga sospechar que el sindicato de funcionarios y Ausbanc estuvieran negociando desistir de la acusación contra la Infanta. "No tengo ninguna relación con Ausbanc ni con Luis Pineda ni tampoco con nada de lo que hayan podido hacer en ese sentido", asegura López Negrete. "Si eso es real, emprenderé automáticamente acciones penales contra los responsables de esa negociación. Nunca consentiría que nadie negociara nada en esta causa y mucho menos a mis espaldas".

Ya somos 188.948