Presionó al usuario mediante una empresa de recobros

Vodafone, multada con 20.000 euros por reclamar durante meses a un cliente una deuda ya saldada

La compañía siguió cobrando el servicio de internet a un socio de FACUA pese a que éste había dado de baja la línea.

Vodafone, multada con 20.000 euros por reclamar durante meses a un cliente una deuda ya saldada
Vodafone siguió reclamando la deuda al usuario a través de una empresa de recobros. | flickr.com/janitors (CC BY 2.0)

Vodafone ha sido multada con el pago de 20.000 euros por haber reclamado durante meses una factura a un cliente pese a que éste ya la había pagado. La sanción, dictaminada por la Agencia Española de Protección de Datos, argumenta el incumplimiento por parte de la compañía del artículo 4.3 de la Ley Orgánica de Protección de Datos, el cual establece que "los datos de carácter personal serán exactos y puestos al día de forma que respondan con veracidad a la situación actual del afectado".

El cliente afectado, Daniel C. L., residente en Palma de Mallorca, puso en conocimiento de FACUA que Vodafone le había remitido hasta seis reclamaciones, comprendidas entre marzo y julio de 2013, para que abonara una factura de 51,91 euros por los servicios de internet correspondientes a noviembre de 2012, y que en un principio decidió no pagar.

Daniel había tramitado la portabilidad a otra compañía un mes antes, en octubre, pero Vodafone argumentó que una solicitud de portabilidad "no implica la baja del servicio de internet si no es solicitada explícitamente por el cliente", por lo que siguió cargándole la factura sólo por ese concepto al mes siguiente de su pretendida baja en la compañía.

Desvincular datos y voz es ilegal

En este sentido, FACUA estima que desvincular los servicios de voz y datos es ilegal, toda vez que ambos se han contratado al mismo tiempo y de manera vinculada. Pese a ello, el cliente accedió a tramitar la baja también de ese servicio al mes siguiente, en diciembre, y abonó en febrero la factura pendiente de esos 51,91 euros. De esta forma la deuda con Vodafone quedaba del todo saldada.

Aun así, la compañía no actualizó su base de datos y siguió reclamando la factura a través de una empresa de recobros, lo que llevó a Daniel a denunciar ante la Agencia Española de Protección de Datos. Tras reclamar y personarse también FACUA en el proceso, dicho órgano decidió abrir una investigación.

Finalmente, Vodafone ha terminado reconociendo los hechos que se le imputan la infracción del mencionado artículo 4.3 de la LOPD, tipificada como grave y por la cual queda obligada al pago de 20.000 euros.

Ya somos 190.625