Las compañías representan el 58% del mercado español

La CNMC multa con 6,12 millones de euros a seis fabricantes de turrones

Competencia considera probado que las empresas buscaron repartirse el mercado de las principales empresas distribuidoras de turrones de marca blanca en España y garantizarse sus cuotas de mercado.

La CNMC multa con 6,12 millones de euros a seis fabricantes de turrones
Competencia ha multado con 6,12 millones de euros a las empresas, Almendra y Miel, Delaviuda Alimentación, Enrique Garrigós Monerris, Sanchís Mira, Turrones José Garrigós y Turrones Picó por repartirse el mercado de las principales empresas distribuidoras de turrones de marca blanca en España. | Imagen: flickr.com/lablasco (CC BY 2.0).

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha multado con 6,12 millones de euros a seis fabricantes de turrones por repartirse el mercado de las principales empresas distribuidoras de turrones de marca blanca en España (Alcampo, Carrefour, Mercadona, Día, El Corte Inglés…) y garantizarse sus cuotas de mercado. 

La Competencia considera probado que los fabricantes sancionados intercambiaron, entre abril de 2011 y noviembre de 2013, información estratégica sobre precios, clientes y otros datos comercialmente sensibles relativos al mercado de suministro de turrones, en particular de marca blanca o de distribuidor. Las empresas, Almendra y Miel, Delaviuda Alimentación, Enrique Garrigós Monerris, Sanchís Mira, Turrones José Garrigós y Turrones Picó, concentran el 58% del mercado español del turrón.

En concreto, las sanciones impuestas son: 271.893 euros a Almendra y Miel; 2.287.745 euros a Delaviuda Alimentación; 127.415 euros a Enrique Garrigós Monerris; 2.937.193 euros a Sanchís Mira; 250.055 euros a Turrones José Garrigós y 249.289 euros a Turrones Picó.

Los intercambios de información estratégica se realizaron con el conocimiento de altos directivos y responsables de distintas áreas de negocio de los fabricantes, según ha acreditado la CNMC. Para ello, se concertaron reuniones presenciales, contactos bilaterales por teléfono e intercambiaron mensajes de correo electrónico y mensajería instantánea móvil.

Así, la CNMC considera acreditada una infracción del artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia, que recoge que "se prohíbe todo acuerdo, decisión o recomendación colectiva, o práctica concertada o conscientemente paralela, que tenga por objeto, produzca o pueda producir el efecto de impedir, restringir o falsear la competencia en todo o parte del mercado nacional".

Contra esta Resolución no cabe recurso alguno en vía administrativa, aunque puede interponerse recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de su notificación.

Ya somos 190.622