Le exigía 220 euros más intereses y comisiones

FACUA Málaga evita que Bankinter cobre a una usuaria 516 euros de una compra que hizo tras ser estafada

El Banco de España dictamina que la entidad no puede reclamar el importe de un pago realizado con tarjeta si éste ha sido anulado de inmediato al tratarse de un fraude. Le vendieron por teléfono un antivirus.

FACUA Málaga evita que Bankinter cobre a una usuaria 516 euros de una compra que hizo tras ser estafada
La socia de FACUA Málaga Ana María Morales Delgado fue víctima de una estafa telefónica. | Imagen: FACUA.

FACUA Málaga ha conseguido que Bankinter desista en su intento de reclamar a una usuaria el pago de los 220 euros de una compra con tarjeta de crédito que ésta no autorizó al darse cuenta de que en realidad había sido vícitima de una estafa telefónica.

Tras recibir una llamada, Ana María Morales Delgado, socia de FACUA Málaga, consintió en principio la compra de un servicio informático que le ofrecieron para su ordenador, un antivirus de cuya necesidad le convencieron, y que supuestamente tenía un precio de 25 dólares (unos 22 euros). Pero posteriormente, al recibir un mensaje de su banco, Bankinter, en el que se le indicaba que el importe de su compra ascendía en realidad a 220 euros, concluyó que se trataba de una estafa.

De inmediato, la afectada contactó con el banco para notificar que no autorizaba el cargo de dicha cantidad, mientras que la entidad le comunicó que la tarjeta Visa Obsidiana-Bankinter con la que realizó la operación quedaba cancelada.

Con todo, y pese a que la socia de FACUA Málaga actuó con total diligencia y presteza, Bankinter decidió reclamar posteriormente y en repetidas ocasiones a su cliente el pago del importe cargado de manera fraudulenta, que ascendía a 516,15 euros tras añadirle a los 220 unos desproporcionados intereses y comisiones.

Ante ello, Ana María formuló reiteradas reclamaciones a la entidad bancaria para que se abstuviese de seguir solicitando el abono del cargo en su tarjeta que nunca autorizó y que tuvo su origen en un uso fraudulento de la misma, un hecho que incluso fue denunciado por la afectada ante la Guardia Civil. Como respuesta, Bankinter se limitó a justificar su negativa a renunciar al cobro en que la operación se había realizado "a través de comercio electrónico seguro con sistema 3Dsecure".

Intransigencia

La intransigencia de la entidad llevó a FACUA Málaga a elevar su reclamación al Banco de España, cuyo dictamen ha resultado esclarecedor. "El proceder de la entidad de crédito no puede considerarse ajustado a lo establecido en las normas y las buenas prácticas y usos financieros, en la medida en que no ha procedido a devolver de inmediato el importe del cargo impugnado, una vez tuvo conocimiento de la disconformidad por parte de su cliente (…)", sostiene el Banco de España.

Tras conocer este informe, Bankinter se puso en contacto con la socia de FACUA Málaga para comunicarle que finalmente desiste de reclamar el importe del cargo objeto de la reclamación.

Ya somos 190.625