En Cantabria

Telefónica, obligada a indemnizar a un usuario al que incluyó en un fichero de morosos irregularmente

La empresa tendrá que pagar 5.000 euros a un cliente por hacer un "uso torticero de los datos" del cliente con un fin comercial.

Telefónica, obligada a indemnizar a un usuario al que incluyó en un fichero de morosos irregularmente
Un juzgado de Santander ha condenado a Telefónica a pagar cinco mil euros a un usuario al que incluyó en un registro de morosos de manera irregular. | Imagen: FACUA.

Telefónica ha sido condenada a indemnizar con cinco mil euros a un usuario al que mantuvo durante cinco años en un fichero de morosos por no haber pagado una penalización cuando se cambió de compañía, informa la web El Faradio. Sin embargo, el usuario había presentado una reclamación, por lo que la inclusión en el fichero de morosos fue irregular.

El titular del Juzgado de Primera Instancia número 7 de Santander indica, en su sentencia, que la compañía hizo "un uso torticero de los datos" del usuario con un fin comercial. Durante cinco años, los datos del afectado incluidos en el fichero de morosos fueron consultados en multitud de ocasiones por compañías de teléfonos, entidades financieras y compañías de seguros.

La sentencia concluye que "la cesión de datos litigiosa constituye una intromisión ilegítima en el derecho al honor del actor, que obliga al acreedor a indemnizar el daño causado".

El juez recuerda que la legislación sobre protección de datos exige una “deuda cierta, vencida y exigible” y un requerimiento previo de pago con aviso de que si no se realiza éste sus datos pueden ser incluidos en un fichero de morosos.

El fallo recoge que "no hay constancia fehaciente de que el requerimiento previo de pago fuera recibido por el demandado" y "tampoco está claro que la cantidad reclamada fuera incontrovertida".

Conducta "absolutamente desproporcionada"

La sentencia recoge que la conducta de Telefónica en este caso ha sido "absolutamente desproporcionada" ya que la empresa envió un aviso del pago sin comprobar su recepción y sin avisar al afectado "de los riesgos que conllevaba el impago". No hay constancia, indica el fallo, de que el requerimiento de pago fuera recibido por el demandado.

Los hechos tuvieron lugar en 2010, cuando el usuario recibió una factura en la que se incluían 184,87 euros en concepto de compromiso de permanencia. El afectado comunicó telefónicamente a Telefónica su disconformidad y decidió devolver la factura.

La compañía telefónica remitió entonces un aviso de pago entregado en la oficina de correos del centro de masivos de Valencia. Acto seguido, inscribió al perjudicado en un registro de morosos.

El juez considera que el comportamiento de Telefónica "sugiere el empleo torticero de la decisión de datos como medida de presión dirigida a vencer la legítima resistencia del disidente, en lugar de acudir al remedio natural de la tutela judicial".

Ya somos 190.641