FACUA advierte de la ilegalidad del nuevo recargo de Spanair en los billetes emitidos en papel

La Federación considera lamentable la pasividad del Ministerio de Sanidad y Consumo ante su denuncia por este tipo de irregularidades cometidas por las compañías aéreas, que suponen una cláusula abusiva contraria a la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) advierte que el recargo adicional de 15 euros que Spanair ha comenzado a aplicar a todos los billetes emitidos en papel que también pueden comprarse por correo-e, con la que sigue la medida tomada por Iberia este enero, es una práctica ilegal contraria a la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, como también lo son el resto de recargos por emisión de billetes que aplican las compañías aéreas.

FACUA indica que este tipo de prácticas suponen una cláusula abusiva contraria a la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, ya que se trata de la imposición al consumidor de los gastos de documentación y tramitación que correspondan al profesional (Disposición Adicional Primera, apartado V, cláusulas 22 y 24).

La Federación considera lamentable la pasividad del Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Consumo ante estas irregularidades. En enero de 2005, FACUA denunció ante el INC a Iberia, Spanair y Air Europa por cobrar un recargo por el mero hecho de emitir el billete.

El INC se limitó a trasladar la denuncia a la Dirección General de Aviación Civil del Ministerio de Fomento, un organismo que carece de competencias en materia de protección de los consumidores. De hecho, en su respuesta, de marzo de 2004, indicó que, tras consultar a la Comisión Europea sobre la aplicación de estos recargos, ésta confirmó que "se considera un concepto integrado en el término de tarifa aérea y, como consecuencia, está totalmente liberalizado".

En mayo de 2005, FACUA volvió a dirigirse al INC para reiterarle sus argumentos jurídicos y discernir de la resolución de la Dirección General de Aviación Civil, ya que la existencia de un marco de tarifas liberalizadas no exime a las empresas de respetar la normativa de protección al consumidor. El organismo del Ministerio de Sanidad y Consumo ha contestado indicando simplemente que "las actuaciones que ha iniciado al respecto este Instituto no se hallan finalizadas".

Además, FACUA recuerda que según el artículo 3 del Convenio de Varsovia, que regula el transporte aéreo internacional, el billete es el título de transporte con el que se formaliza el contrato de viaje entre el pasajero y la compañía, de ahí que se señale que la empresa está obligada a expedirlo.

Tribunal de Defensa de la Competencia

La primera denuncia de FACUA en relación a estas prácticas data de mayo de 2004, cuando planteó al Servicio de Defensa de la Competencia (SDC) la presunta existencia de un pacto entre las aerolíneas para fijar recargos idénticos en los billetes aéreos por la gestión de su emisión.

El organismo del Ministerio de Economía y Hacienda inició un expediente sancionador en octubre de 2004 y nueve meses después, al considerar probado el pacto tarifario, decidió elevarlo al Tribunal de Defensa de la Competencia.

Ya somos 203.746