En medios de comunicación digitales y escritos

Clínicas Pascual hace caso omiso a la prohibición de la Junta y mantiene su campaña publicitaria engañosa

La Consejería de Salud censuró sus anuncios en los que promete a los pacientes "reducir los tiempos de espera" de forma "ágil y gratuita". FACUA denunció a la empresa ante las autoridades de Salud y de Consumo.

Clínicas Pascual hace caso omiso a la prohibición de la Junta y mantiene su campaña publicitaria engañosa

El grupo Clínicas Pascual, que opera en varias provincias de Andalucía, mantiene vigente la campaña publicitaria que FACUA Andalucía denunció hace dos semanas, y que incluso la propia Junta instó a retirar por fraudulenta. De hecho,el Gobierno andaluz presentó el pasado 21 de marzo una denuncia penal por un presunto delito de publicidad engañosa.

Clínicas Pascual sigue contratando con distintos medios de comunicación, tanto digitales como escritos, espacios publicitarios en los que se anuncia bajo el reclamo de "reducir rápidamente los tiempos de espera" de forma "ágil y gratuita" para los pacientes en lista de espera del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Hace un mes, la Consejería de Salud ordenó a la firma que anulase su campaña. La Junta censuró con dureza la publicidad desplegada por Clínicas Pascual calificándola de "inadmisible", señalándola por pretender "confundir y engañar a la población andaluza" con falsos reclamos como el de la gratuidad (La Junta sólo cubre una parte de las intervenciones). De hecho, Salud llegó a ordenar la "retirada inmediata" de toda su publicidad por no estar los centros del grupo autorizados para prestar asistencia a pacientes del SAS.

Reclamos falsos

La asociación ya remitió hace dos semanas un escrito a la Gerencia del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y a la Dirección General de Consumo, ambas dependientes de la Consejería de Salud, alertando de que la Clínica San Rafael de Cádiz, perteneciente al grupo, mantiene su reclamo de "reducir rápidamente los tiempos de espera" de los usuarios que están pendientes de ser intervenidos. Sin embargo, como ha podido constatar FACUA Andalucía, la campaña sigue vigente.

La asociación reitera que Clínicas Pascual sigue utilizando de forma consciente y torticera las listas de espera con el único fin de captar clientes, aprovechándose de la necesidad, y en muchos casos de la ansiedad, que presentan muchos de los pacientes tras meses aguardando cita para ser operados.

FACUA Andalucía hace un llamamiento a los afectados por esta publicidad engañosa para que trasladen su queja a la asociación a través de correo electrónico (andalucia@facua.org), o del teléfono de atención al consumidor 954 90 90 90.

Ya somos 188.938