Ante la campaña de difamación sufrida en los últimos años

El portavoz de FACUA solicita su personación como acusación particular en el caso Ausbanc y Manos Limpias

Pineda y su entorno le acusaron de implicación en los escándalos de los ERE, los cursos de formación y las facturas de UGT-Andalucía. También inventaron vínculos con la pedofilia y que contrató a sicarios.

El portavoz de FACUA solicita su personación como acusación particular en el caso Ausbanc y Manos Limpias

El portavoz de FACUA-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, ha solicitado este lunes su personación como acusación particular en el caso Ausbanc y Manos Limpias.

La petición, presentada al Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, expone que los hechos que justifican la personación de Sánchez fueron narrados en el auto dictado el 18 de abril por su titular, el juez Santiago Pedraz, en el que ordenó el ingreso en prisión incondicional de los líderes de Ausbanc y Manos Limpias, Luis Pineda y Miguel Bernad.

En el citado auto, el juez señala las denuncias difamatorias presentadas por Manos Limpias contra el portavoz de FACUA como una de las pruebas de que "Ausbanc financia al sindicato Manos Limpias para utilizarlo en beneficio propio, es decir, con la finalidad de ejercer presión personándose como acusación popular bajo el amparo del sindicato contra determinadas personas o entidades para lograr que éstas cedan a los objetivos de Ausbanc. Este uso del sindicato Manos Limpias no sería un hecho aislado, si no que se emplearía de forma habitual, lo cual quedaría indiciariamente acreditado en los asuntos referidos como Caso 'Sevilla', Caso 'FACUA', Caso 'Sabadell' y Caso 'Palma'".

El pasado viernes 20 de mayo, Pedraz aceptó en un auto la personación de FACUA como acusación popular. En relación a su petición de personarse también como acusación particular, el juez señala que "a pesar de la mención que se hace de FACUA en el auto de 18 de abril, ésta guarda relación con una intromisión al honor de su portavoz, persona física, no de la persona jurídica de la asociación de consumidores, por lo que no ostenta la condición de perjudicada u ofendida por el delito que le confiera autoridad para ejercer la acusación particular".

Este nuevo auto abre la puerta a la personación de Sánchez como acusación particular -el juez ha rechazado todas las peticiones planteadas hasta la fecha-. Los hechos que motivan la personación fueron narrados por Sánchez el pasado 28 de abril en la declaración que prestó en calidad de testigo en las Dependencias del Grupo II de Fraude Financiero de la Brigada Central de Delincuencia Económica y Fiscal de la UDEF. En ella aportó cerca de 850 folios de documentos que acreditan la campaña de difamación de la que ha sido objeto en los últimos años por parte de Luis Pineda y otros miembros de Ausbanc y Manos Limpias.

El equipo jurídico que representará a Rubén Sánchez si es aceptada su personación como acusación particular son los abogados David Bravo y Javier de la Cueva, que ya han logrado dos sentencias condenatorias contra Ausbanc y su propietario tras las demandas por intromisión ilegítima en el derecho al honor presentadas por el portavoz de FACUA. Ambos juristas también representan a FACUA como acusación popular.

La solicitud de personación del portavoz de FACUA expone "que viene sufriendo una campaña de difamación" por parte de Ausbanc, Manos Limpias, Luis Pineda y algunos miembros de su entramado. "No se trataba de una mera campaña de descrédito que azarosamente recayó en mi mandante, sino que vino precedida de la exigencia por parte de los anteriores de que mi mandante dejara de publicar informaciones que les concernían y que consideraban perjudiciales para sus intereses". Exigencia a la que Sánchez no cedió.

"La campaña mediática como método coactivo para la represión de la actividad profesional de mi mandante como periodista incluyó, entre otras, acusaciones de girar facturas falsas a UGT, de estar implicado en el caso de los ERE en Andalucía y en el del fraude en los cursos de formación en la misma comunidad, de estar envuelto en casos de pedofilia, de incurrir en extorsión, acoso y de contratar sicarios para partir piernas a los hoy investigados", añade el escrito de personación. "Entre los ataques sufridos por mi mandante en esta campaña", continúa, "se incluye la publicación de numerosas informaciones en medios del grupo Ausbanc, incluyendo portadas protagonizadas por su rostro con acusaciones de 'fraude' y 'corrupción' y el rótulo 'se busca'".

Pedraz levantó el pasado miércoles el secreto de sumario del caso, por el que los líderes de Ausbanc y Manos Limpias, Luis Pineda Salido y Miguel Bernad, permanecen en prisión incondicional desde el pasado 18 de abril. La causa tiene hasta la fecha catorce imputados. Pineda está acusado de los delitos de estafa, extorsión, amenazas, fraude en las subvenciones, administración desleal y organización criminal. En cuanto a Bernad, se le acusa de extorsión, amenazas y organización criminal.

Demandas por difamación

FACUA ya interpuso dos demandas por difamación a Pineda y Ausbanc. El juicio por la primera se celebró el 12 de noviembre de 2015 en el Juzgado de Primera Instancia número 19 de Sevilla y sigue a la espera de sentencia. El juicio por la segunda tendrá lugar en noviembre en el Juzgado de Primera Instancia número 10 de Sevilla, después de que se suspendiera el pasado 26 de abril tras renunciar el abogado de los demandados.

Pineda y Ausbanc, condenados por difamar al portavoz de FACUA

La primera de las demandas presentadas por Sánchez contra el propietario de Ausbanc por sus insultos y calumnias ha dado como fruto una sentencia pionera a nivel mundial sobre difamaciones en Twitter. El propietario de Ausbanc ha sido condenado a tuitear el fallo desde su cuenta personal treinta veces durante treinta días, además de borrar los cincuenta y siete tuits insultantes y difamatorios. La sentencia fue ratificada por la Audiencia Provincial de Sevilla y Pineda la ha recurrido al Tribunal Supremo.

La segunda demanda del portavoz de FACUA, interpuesta contra Luis Pineda, Ausbanc y su director de publicaciones, Luis Suárez Jordana -condenado por estafa en 2015 y uno de los imputados por el juez Pedraz-, tiene ya una sentencia del juzgado de primera instancia -la han recurrido a la Audiencia de Sevilla- que los condena a indemnizar a Sánchez con 90.000 euros, tuitear el fallo diez veces durante diez días, publicarlo en tres números de su periódico Mercado de Dinero y pagar las costas del procedimiento.

Campaña de difamación contra FACUA y su portavoz

En los últimos años, Luis Pineda y Ausbanc han acusado a Sánchez de corrupción, robo, facturas falsas, fraude fiscal, fraude en subvenciones, acoso, extorsión e incluso vínculos con la pedofilia y la contratación de sicarios. Pineda ha publicado más de 600 mensajes en Twitter y decenas de reportajes en los medios de comunicación de Ausbanc con todo tipo de insultos e imputaciones delictivas para inventar que el portavoz de FACUA y su organización están implicados en la trama de los ERE, el presunto fraude en los cursos de formación y el caso de las presuntas facturas falsas de UGT-Andalucía.

El propietario de Ausbanc pagó miles de euros por llenar las calles de varias ciudades con la cara de Rubén Sánchez y el texto "se busca", acusándolo de "corrupción". Además, Pineda ha llegado a afirmar que el portavoz de FACUA es un "mafioso" que utiliza "sicarios" y a sugerir vínculos con la pedofilia.

Ya somos 190.623