Da a entender que unos toboganes acaban en una piscina cuando no es así

Tras ser multada, la publicidad de Isla Mágica falsea de nuevo las atracciones de su parque acuático

FACUA Sevilla vuelve a denunciar al parque por el mismo motivo por el que fue sancionado por la Junta en 2015.

Tras ser multada, la publicidad de Isla Mágica falsea de nuevo las atracciones de su parque acuático
Imagen promocional de las instalaciones de Agua Mágica, en la web de Isla Mágica, en la que se da a entender que los toboganes desembocan en una piscina, aunque no es así.

FACUA Sevilla vuelve a denunciar a Isla Mágica por engañar en su publicidad de Agua Mágica, la zona acuática dentro del parque. Es la segunda vez (la primera fue en 2014) que la asociación acusa al parque de atracciones de anunciar sus instalaciones acuáticas con una imagen falsa que, bajo el epígrafe La playa de Sevilla, muestra a varias personas en una piscina en la que dan a entender que han desembocado tras tirarse por unos toboganes que, en la realidad, tienen al final una pista de frenado, que consiste en una disminución de la inclinación del tobogán para desacelerar al usuario.

La asociación considera lamentable que el parque vuelva a utilizar el mismo reclamo publicitario engañoso pese a que ya ha sido sancionado por la Junta de Andalucía, multa de la que Consumo no ofrece datos.

En el plano de las instalaciones de Isla Mágica que el parque mantiene en su propia web puede comprobarse sin ningún lugar a dudas que la piscina en la que, según la publicidad desembocan los toboganes, no existe. Aunque Isla Mágica comenzó su temporada de funcionamiento hace algunas semanas, las instalaciones de Agua Mágica no estarán disponibles para el público hasta el próximo viernes 28 de mayo. La asociación considera que esta presentación de las instalaciones puede hacer caer en error a los usuarios en cuanto a la configuración y el uso de las mismas.

FACUA presentará en los próximos días la denuncia ante la Secretaría General de Consumo de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucía, así como ante la Agencia Andaluza de la Competencia.

Consumo se niega a dar los detalles de la sanción

Se trata de la segunda reclamación que la asociación presenta por la misma publicidad engañosa. La primera, en 2014, provocó un expediente sancionador que se resolvió en 2015 con una multa, de la que la Junta no ofrece datos.

Consumo niega información de la resolución a FACUA porque dice que no es parte interesada, a pesar que fue la asociación quien denunció las irregularidades de la publicidad de Isla Mágica. En el propio escrito remitido a FACUA, Consumo menciona el artículo 31de la Ley 30/1992, que define como "interesados en el procedimiento administrativo" a "quienes lo promuevan como titulares de derechos o intereses legítimos individuales o colectivos". Es precisamente este artículo el que se puede aplicar para considerar a FACUA como parte interesada.

FACUA Sevilla pide a la Junta que tome medidas contundentes y ejemplarizantes para que la situación deje de repetirse dado que, además, comportamientos como el denunciado de Isla Mágica afecta negativamente a la imagen de la ciudad.

Ya somos 190.662