FACUA demanda la prohibición de la cría de aves al aire libre en todo el territorio nacional como medida de precaución ante la gripe aviar

La Federación reitera sus críticas ante el hecho de que el Ministerio de Sanidad y Consumo no le está dando participación ni información puntual sobre los protocolos de información a los consumidores y control de mercado.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) demanda la prohibición de la cría de aves al aire libre en todo el territorio nacional como medida de precaución ante la previsible llegada a España de aves migratorias con el virus de la gripe aviar.

FACUA considera que España no puede permitirse el lujo de improvisar decisiones cuando el virus esté presente en determinadas zonas, ni es de recibo que las comunidades autónomas tengan que replantearse continuamente en qué territorios debe decretarse la prohibición de criar aves al aire libre en función de la llegada de las aves migratorias.

Asimismo, la Federación reitera sus críticas ante el hecho de que el Ministerio de Sanidad y Consumo no esté contando con ella no ya para darle participación, sino ni tan siquiera para remitirle información puntual sobre los protocolos de información a los consumidores y control del mercado en relación a la gripe aviar.

FACUA señala asimismo que la probable llegada a España del virus de la gripe aviar H5N1 a través de las aves migratorias o cualquier otra vía debe llevar al Gobierno central, las comunidades autónomas y los ayuntamientos a asumir de una vez la necesidad de reforzar sus cuerpos inspectores. La Federación viene observando un déficit en los servicios de inspección autonómicos y municipales, el cual se agrava de forma más que considerable ante el estallido de alertas veterinarias o alimentarias, momentos en los que en muchos casos su dedicación casi exclusiva al problema deja desatendidas el resto de sus funciones. También es importante garantizar los controles en las fronteras, máxime teniendo en cuenta el importante número de productos que de forma habitual entran ilegalmente en España a través de ellas.

En este sentido, la Federación pone de manifiesto la necesidad de garantizar inspecciones no sólo a las explotaciones avícolas, sino a las pequeñas granjas propiedad de particulares con un muy reducido número de aves, las cuales pueden escapar a los controles.

Ya somos 198.029