En el barrio de Pino Montano

FACUA Sevilla alerta de que continúan las pulgas en el CEIP Teodosio pese a dos fumigaciones realizadas

Varios alumnos acuden al médico a causa de nuevas picaduras. Era el primer día de colegio después de casi dos semanas sin ir a clase. El Ayuntamiento, incapaz de atajar el problema.

FACUA Sevilla alerta de que continúan las pulgas en el CEIP Teodosio pese a dos fumigaciones realizadas

Tras dos fumigaciones en apenas dos semanas, las pulgas no desaparecen del CEIP Teodosio. FACUA Sevilla ha podido confirmar que los insectos han vuelto a provocar picaduras a los alumnos. Y ello pese a que el centro ya ha sido fumigado en dos ocasiones por efectivos del Zoosanitario del Ayuntamiento de Sevilla, lo que ha provocado que las clases se hayan tenido que interrumpir durante casi dos semanas debido al tratamiento aplicado.

La asociación ya dirigió un escrito tanto a la Delegación de Educación como al Ayuntamiento en el que se reclamaba una alternativa para que los niños no quedasen sin escolarizar mientras no se resolviera la situación de su centro. Sin embargo, FACUA Sevilla no ha obtenido respuesta alguna.

Las actuaciones realizadas hasta ahora, a tenor del nuevo aviso que varias madres y padres de alumnos de 4 y 6 años han trasladado a FACUA Sevilla, han resultado del todo insuficientes: el primer día tras la reapertura del centro, varios menores volvieron a sufrir picaduras. Uno de ellos llegó a casa con hasta veinte heridas por todo el cuerpo y tuvo que ser inmediatamente atendido por un médico de un problema que además se agravó debido a que el pequeño es alérgico.

No fue el único niño que tuvo que acudir a Urgencias. Varios padres de alumnos tuvieron que llevar también a sus hijos al pediatra al darse cuenta de que sufrían diversas picaduras. De inmediato dieron parte a la dirección del centro. En todos los casos, el personal sanitario confirmó que el origen de las heridas de los pequeños se encontraba, efectivamente, en "picaduras múltiples", según sus informes. Según sospechan los propios padres, el foco de los insectos puede encontrarse en el arenero de juego del centro.

Informe médico de uno de los alumnos afectados por las nuevas picaduras.
Informe médico de uno de los alumnos afectados por las nuevas picaduras.

 

Así, a tenor de los últimos acontecimientos, FACUA Sevilla pone de manifiesto la pésima gestión que por parte de Gobierno municipal se ha hecho de la grave situación generada no sólo en el colegio Teodosio, sino también en el Valeriano Bécquer, donde se detectó otro brote de pulgas días atrás. También en este caso, numerosos alumnos de infantil y primaria resultaron afectados.

Falta de respuesta

La asociación considera muy grave la situación tanto por la ineficacia de las actuaciones (hasta dos fumigaciones se han realizado, pero ninguna con resultados) como por la falta de respuesta por parte de las autoridades municipales y autonómicas en un asunto de especial sensibilidad como es el de la salud de niños pequeños y su adecuada atención en los colegios públicos.

FACUA Sevilla entiende que además que la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, pese a que tiene derivadas las competencias para actuar en estos casos en los gobiernos municipales, debería intervenir y adoptar cuantas medidas sean necesarias para atajar de una vez un problema para el que no se termina de encontrar solución, así como dedicar al efecto los medios tanto personales como materiales que resulten necesarios.

La asociación critica igualmente la falta de transparencia por parte del centro en las actuaciones llevadas a cabo hasta ahora, sin haber ofrecido a los padres explicaciones sobre la gravedad de la situación generada, ni acerca de las actuaciones previstas.

Sin alternativa de escolarización

FACUA Sevilla censura también la inacción de la Junta de Andalucía, de la que dependen las competencias de Educación, que no ha ofrecido alternativa alguna ni posibles soluciones a la situación que viven en el centro afectado por la plaga. El centro ha permanecido casi dos semanas cerrado debido a los trabajos de desinsectación y, desde entonces, los alumnos afectados no han sido reubicados para que pudieran proseguir con sus clases.

En las dos actuaciones anteriores, ha sido el Centro Municipal Zoosanitario, dependiente de la Delegación de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, el encargado de fumigar las instalaciones. Su primera actuación no resolvió el problema, lo que provocó que el centro se tuviera que volver a clausurar apenas días después de su reapertura. Fue de nuevo la Asociación de Padres y Madres de Alumnos (Ampa) quien alertó del nuevo brote. Y, a la vista de las nuevas picaduras sufridas por uno de sus alumnos, FACUA Sevilla entiende que el colegio tendrá que volver a clausurar sus puertas y a ser desinsectado por tercera vez.

El CEIP Teodosio, un centro con alrededor de 35 años, cuenta con un edificio en desuso, usado tradicionalmente como vivienda de los porteros, pendiente de ser reformado, y que en la actualidad se utiliza como almacén.

Ya somos 188.765