Comparecencia este miércoles

FACUA valora en la Asamblea de Extremadura el Proyecto de Ley de medidas contra la exclusión social

La asociación considera que se trata de una norma acertada y necesaria, aunque hace falta mayor concreción y una dotación presupuestaria para garantizar su efectividad.

FACUA valora en la Asamblea de Extremadura el Proyecto de Ley de medidas contra la exclusión social
FACUA presenta sus valoraciones sobre el Proyecto de Ley de medidas extraordinarias contra la exclusión social en la Asamblea de Extremadura. | Imagen: flickr.com/asambleaextremadura.

FACUA-Consumidores en Acción presenta este miércoles ante la Comisión de Sanidad, Políticas Sociales y Vivienda de la Asamblea de Extremadura sus valoraciones sobre el Proyecto de Ley de medidas extraordinarias contra la exclusión social. El delegado territorial de la asociación en Extremadura, José Manuel Núñez, expondrá ante la Comisión el análisis de la norma. FACUA considera que los cinco bloques de medidas abordados son acertados y necesarios (universalidad de la prestación sanitaria, renta básica de inserción, medidas excepcionales para cubrir situaciones de emergencia social, garantía de mínimos vitales y garantías de acceso a la vivienda).

En cualquier caso, FACUA insiste en que algunas deben ser ampliadas y mejoradas y precisan de una mayor concreción para una aplicación efectiva. Además, la asociación considera preocupante que el Proyecto de Ley no se acompañe de una partida presupuestaria. Sin dotación económica, la nueva norma corre el riesgo de convertirse en una descripción de buenas intenciones, indica FACUA. La ambigüedad de algunos de sus términos y la derivación de algunos puntos a reglamentos aún por desarrollar, son aspectos a mejorar para que la ley sea efectiva.

FACUA valora positivamente que el Proyecto de Ley pretenda garantizar el acceso universal al sistema sanitario público extremeño, con independencia de que las personas que necesiten hacer uso de los mismos residan en España de manera irregular.

Sin embargo, la asociación rechaza la exigencia de que los usuarios estén empadronados para poder acceder a los servicios sanitarios, dado que este requisito, en la práctica, impone una restricción a la sanidad universal. En este sentido, hay otros mecanismos de control y seguimiento a efectos sanitarios, como un documento o tarjeta de reconocimiento, más efectivos y que no inhiben a los potenciales usuarios de solicitar el acceso a este derecho.

Asimismo, FACUA ve necesario definir mejor, en este bloque de medidas, el derecho al acceso a las prestaciones farmacéuticas y medicamentos con plenas garantías.

Coordinación y proyectos individualizados contra la exclusión

FACUA considera que elaborar un proyecto individualizado de inserción para quienes soliciten la renta básica es una medida esencial, algo recogido en el Proyecto de Ley. Pero además, la asociación estima necesario que se articulen procedimientos que faciliten su solicitud, como ofrecer información y orientación, así como mecanismos de coordinación entre las entidades locales y los servicios sociales autonómicos.

Asimismo, esta renta de inserción debe diferenciarse de las ayudas extraordinarias para evitar situaciones de emergencia social, valora FACUA. De esta forma, si se dieran las circunstancias necesarias, los interesados podrían acceder a estas ayudas aunque no reciban la renta social.

Mínimos vitales de suministros

El Proyecto de Ley contempla también el establecimiento de mínimos vitales en los suministros de agua y energía eléctrica. En este sentido, FACUA entiende que estos suministros mínimos deben ser calculados en función de las personas que residen en la misma vivienda, dado que el consumo varía dependiendo de los ocupantes del domicilio.

En el caso del agua, la asociación recuerda que Extremadura no cuenta con un marco normativo que garantice plenamente el acceso al suministro. FACUA lleva años pidiendo un reglamento específico para el suministro domiciliario del agua en Extremadura, y recientemente ha vuelto a requerirlo a la Consejería de Economía e Infraestructuras a instancias de su Delegación Territorial en Extremadura.

La asociación reclama una regulación garantista frente al corte o suspensión del servicio, que defina y regule la situación de personas vulnerables de especial protección y que asegure un mínimo vital como un derecho de los usuarios. En este sentido, FACUA recuerda que la ONU ha reconocido el agua como un derecho humano y establece un cálculo (informe 35 sobre Derecho al Agua) que puede servir de referencia para establecer el mínimo vital. Así, la asociación recomienda que éste quede en cien litros por persona al día.

En cuanto al suministro eléctrico, FACUA considera que la Propuesta de Ley debe ser completada con la prohibición de cortes en determinados periodos del año en los que el clima es extremo y por lo tanto la electricidad es esencial. Además, la norma debe incorporar medidas que posibiliten el acceso al bono social sin trabas.

Por último, FACUA plantea que la nueva normativa incluya también un mínimo vital para el suministro de gas, esencial para usos como la calefacción, cocina y agua caliente en numerosos hogares.

Ya somos 188.765