Paros programados para hasta seis días de junio

FACUA Córdoba exige una solución para la huelga de autobuses y critica la intransigencia del Ayuntamiento

La asociación subraya la ineficacia del modelo de gestión del servicio y emplaza a la alcaldesa, Isabel Ambrosio, a facilitar la negociación con los trabajadores.

FACUA Córdoba exige una solución para la huelga de autobuses y critica la intransigencia del Ayuntamiento

FACUA Córdoba exige al Ayuntamiento de la capital una solución inmediata para la huelga de los trabajadores de la empresa de Autobuses de Córdoba SAM, Aucorsa, que tienen previsto realizar seis paros parciales para las dos próximas semanas.

Las huelgas que se realizarán están fijadas para los próximos lunes 13 y 20 de junio, miércoles 15 y 22 y viernes 17 y 24, en todos los casos desde las 06.00 hasta las 09.00 horas. La asociación critica que, una vez más, sean los ciudadanos los que tengan que soportar las consecuencias derivadas de la ineficacia de un modelo de gestión pública que procura obtener beneficios en detrimento de los trabadores y los usuarios.

FACUA Córdoba considera inaceptable que, ante la inminente huelga, los responsables municipales se enroquen en posturas inflexibles y sin ofrecer predisposición alguna a solucionar un conflicto cuyas consecuencias finales sufrirán los ciudadanos. La asociación ve especialmente grave la inacción de la alcaldesa, Isabel Ambrosio, al respecto.

Servicios mínimos

Por otro lado, la asociación recuerda que el indiscutible derecho de huelga de los trabajadores de Aucorsa no debe impedir el cumplimiento de los servicios mínimos en el servicio. Al respecto, la transitabilidad y la seguridad de los usuarios tiene que quedar garantizada. En este sentido, FACUA Córdoba reclama al Ayuntamiento un control eficiente para que se aseguren dichos servicios mínimos.

La asociación califica la situación de inaceptable y apunta a la alcaldesa como máximo responsable debido a su intransigencia para negociar un acuerdo para no llegar a la huelga. FACUA Córdoba reclama a Ambrosio que abandone otras tácticas que únicamente conducen a elevar la crispación tanto de trabajadores como de los usuarios.

Ya somos 188.789