Las revisiones no se hacen con garantías

Un juez anula un recibo de 1.178 euros con el que Iberdrola acusaba a un usuario de manipular su contador

La sentencia subraya que la distribuidora no aportó el historial de consumo al afectado, socio de FACUA Madrid, y que en su informe tampoco constan los motivos por los que se llevó a cabo la inspección.

Un juez anula un recibo de 1.178 euros con el que Iberdrola acusaba a un usuario de manipular su contador
La sentencia estima todos los argumentos expuestos por FACUA Madrid. | Imagen: flickr.com/agirregabiria (CC BY-NC-ND 2.0)

FACUA Madrid ha conseguido que un juez anule una factura de 1.178 euros que Iberdrola le estaba requiriendo a un usuario por una supuesta irregularidad en los puentes de tensión del equipo de medida de su servicio de luz.

En junio de 2014, Iván R.C., socio de FACUA Madrid, recibió en su domicilio una comunicación por parte de la distribuidora informándole de una presunta manipulación. En dicho informe sólo aparecía marcado con una cruz el apartado de "manipulación de contador", seguido de otra marca en el de "puentes de tensión manipulados". Una resolución emitida sin que el afectado hubiera estado presente en el proceso de inspección, y sin que se aportase, por parte de la empresa, prueba alguna de que en efecto el aparato había sido falseado.

Ante esta situación, Iván R.C. puso el caso en manos de FACUA Madrid para tramitar la reclamación a Iberdrola. En ella, la asociación recuerda a la distribuidora que, según el Real Decreto 1725/1984, de 18 de julio, "ninguna persona ajena a la Empresa suministradora podrá manipular ni desprecintar los aparatos y equipos de medida y control una vez conectados (…) ni tampoco la Empresa suministradora sin aviso previo al abonado".

Sin acceso al contador

Además, según el Real Decreto 1955/2000, de 1 de diciembre, se establece que "en el caso de comprobarse un funcionamiento incorrecto, se procederá a efectuar una refacturación complementaria (…) la diferencia a efectos de pago podrá ser prorrateada en tantas facturas mensuales como meses transcurrieron en el error, sin que pueda exceder el aplazamiento ni el periodo a rectificar de un año".

La asociación subrayó también que los contadores estaban ubicados en un habitáculo propiedad de la comunidad en la que el afectado reside, lugar al que éste no tiene acceso. Además, el usuario nunca recibió la factura en papel ni el historial de consumo, pese a haber sido solicitados en diversas ocasiones por el equipo jurídico de FACUA Madrid.

Ante la insistente negativa de Iberdrola, la cual mantenía que la operación se había realizado de forma correcta, y tras el requerimiento judicial de pago interpuesto por esta entidad, FACUA Madrid se personó como representante de Iván en el proceso judicial que se abría a instancias de la denuncia de la propia Iberdrola.

Presunción de veracidad

La asociación informó al juez de que en ningún caso se había notificado a Iván R.C. del momento de inspección, ni se había aportado ningún testimonio testifical, ni un informe pericial realizado in situ. Asimismo, FACUA Madrid recordó que un informe unilateral de un trabajador de una empresa no es un acta de un agente de la autoridad que goce de la presunción de veracidad y que, además, la empresa estaba exigiendo al consumidor que probara que no había manipulado su contador, cuando la compañía se había quedado con dicho aparato.

Finalmente, el juez dictaminó que "la aplicación de la doctrina legal y jurisprudencial" expuesta por FACUA Madrid "conlleva la desestimación de la demanda (de Iberdrola) y consiguiente estimación de la oposición", puesto que "no constan los motivos por los cuáles se llevó a cabo la inspección, ni el momento en que se detectó la disminución de consumo".

Asimismo, se indicó también que "se desconoce el momento en el cual se pudo llevar a cabo la manipulación del contador porque no se ha aportado ese historial de consumo que permita detectarlo, ni se puede presumir que se llevara a cabo desde el inicio, máxime cuando el certificado de facturación aportado por la demandante acredita unos consumos e importes similares en el tiempo".

Segundo caso en dos meses

Hace apenas dos meses, FACUA Madrid ya logró también que Iberdrola le devolviera a otra socia un total de 1.848,60 euros cobrados en la segunda residencia de ésta por una supuesta manipulación del contador de la vivienda que resultó ser falsa. En este caso, fue el Servicio Territorial de Industria y Energía de Alicante el organismo que instó a la empresa a la devolución del importe cobrado indebidamente.

FACUA viene reclamando a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que impulse sanciones a las principales empresas eléctricas (no sólo a Iberdrola, también a Endesa y Gas Natural Fenosa) por atribuir a los consumidores falsas manipulaciones de contadores y lucrarse de ello.

La legislación del sector establece el pago de incentivos a las eléctricas por los casos de fraude que detecten, lo cual podría llevar a que se hinchasen las cifras reales para enriquecerse irregularmente con el dinero público. En este sentido, la CNMC ya ha reconocido la necesidad de revisar ese actual sistema de incentivos proponiendo que sean las propias eléctricas las que sufraguen las pérdidas por ese concepto, y no el consumidor final.

Ya somos 190.560