Además creará un fondo medioambiental

Volkswagen confirma que pagará más de 15.000 millones de dólares en EE UU por el fraude de las emisiones

El compromiso alcanzado con el Gobierno de este país implica la recompra de vehículos diésel afectados a los conductores que lo pidan.

Volkswagen confirma que pagará más de 15.000 millones de dólares en EE UU por el fraude de las emisiones

El grupo automovilístico alemán Volkswagen ha alcanzado un acuerdo con el Gobierno de EE UU para resolver en dicho país las reclamaciones en relación con el software instalado en los motores diésel EA 189 TDI de 2.0 litros que alteraba las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx), a través de los que pagará 15.336 millones de dólares (14.070 millones de euros al cambio actual).

Según ha informado la empresa en un comunicado, de los 499.000 vehículos con el propulsor TDI 2.0 producidos y vendidos en Estados Unidos, cerca de 460.000 unidades de la marca Volkswagen y 15.000 unidades de Audi están en uso en la actualidad y serán objeto de las ofertas de recompra y de compensación por parte del grupo.

Como parte de estos acuerdos, Volkswagen deberá pagar un máximo de 10.033 millones de dólares (9.204 millones de euros) a los clientes afectados que decidan vender su vehículo a la compañía o que lo reparen para cumplir con la normativa vigente.

La empresa indicó que dicha cantidad representa un máximo en el caso de que la totalidad de los clientes envueltos en la campaña decidan vender o finalizar el contrato de leasing de sus modelos. Además, apuntó que el importe de la recompra de los coches se determinará en función de unos valores estandarizados.

Volkswagen resaltó que los clientes podrán revender, finalizar el contrato de renting o arreglar los vehículos con el motor TDI de 2.0 litros afectados. En todos los casos, dichos propietarios recibirán un pago en efectivo por parte de la compañía.

Igualmente, la empresa también ha acordado el pago de 2.700 millones de dólares (2.477 millones de euros) durante los próximos tres años para la creación de un fondo medioambiental para compensar el exceso de emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) de dichos modelos.

La empresa invertirá, a su vez, otros 2.000 millones de dólares (1.834 millones de euros) en el desarrollo de infraestructuras de vehículos de cero emisiones, así como en apoyo de este tipo de tecnología respetuosa con el medio ambiente.

Al mismo tiempo, la corporación con sede en Wolfsburg también ha cerrado un acuerdo con los fiscales generales de 44 estados de Estados Unidos, del Distrito de Columbia y de Puerto Rico para resolver las potenciales reclamaciones de los consumidores en relación con 534.000 vehículos con motores TDI de 2.0 y de 3.0 litros, a través del que tendrá que pagar 603 millones de dólares (553 millones de euros).

Por otro lado, la corporación señaló que dichos acuerdos no suponen una admisión de responsabilidad por su parte, sino que se producen porque en Estados Unidos el desarrollo de las soluciones técnicas es más complicado que en Europa, donde el programa de reparación ya se encuentra en funcionamiento.

Únete a la plataforma de #afectadosVokswagen
Ya somos 43.088