El siguiente juicio será el 29 de noviembre

Tercera condena contra Luis Pineda: acusó a FACUA de organización criminal y la vinculó al caso ERE

Se trata de la primera demanda por difamación interpuesta por la asociación contra el propietario de Ausbanc, en prisión incondicional desde abril acusado de organización criminal y estafa, entre otros delitos.

Tercera condena contra Luis Pineda: acusó a FACUA de organización criminal y la vinculó al caso ERE

Tercera condena por difamación contra el jefe de Ausbanc. El titular del Juzgado de Primera Instancia número 19 de Sevilla ha condenado a Luis Pineda Salido por intromisión ilegítima en el derecho al honor de FACUA-Consumidores en Acción a través de insultos y acusaciones delictivas realizadas desde su cuenta de Twitter.

En los tuits que han provocado esta nueva condena, Pineda llegó a acusar a FACUA de organización criminal, precisamente uno de los delitos por los que el jefe de Ausbanc permanece en prisión incondicional desde el pasado 18 de abril. El propietario de Ausbanc también inventó que la asociación estaba implicada en el caso de los ERE. El fallo obliga a publicar la sentencia en el diario impreso nacional con mayor número de lectores, la cuenta de Twitter del demandado y las páginas webs de Ausbanc y sus publicaciones -clausuradas tras el ingreso en prisión de Pineda-.

Se trata de la primera demanda por difamación interpuesta por FACUA contra Pineda, hace ya casi tres años y medio. La segunda será objeto de juicio el próximo 29 de noviembre en el Juzgado de Primera Instancia número 10 de Sevilla. Otras dos demandas, presentadas por el portavoz de la asociación, Rubén Sánchez, han provocado sendas condenas contra el jefe de Ausbanc, la primera de ellas recientemente ratificada por el Tribunal Supremo.

Esta nueva sentencia, fechada el 2 de noviembre, se refiere a una larga lista de tuits lanzados por Pineda desde su cuenta de Twitter entre marzo y junio de 2013.

La sentencia señala que los insultos lanzados por Pineda contra Rubén Sánchez en doce de los tuits atentan contra el honor de FACUA: "existe una intromisión ilegítima en el honor de la demandante, en cuanto que el desprestigio que con tales afirmaciones o expresiones se pretende de su portavoz ha de afectarle y repercutirle necesariamente de modo indudable en la consideración pública de la asociación que representaba".

"Rubén Sánchez Facua...Das pena, asco y vómito", "caradura subvencionado", "que golfo eres Rubén y tu banda", "sinvergüenzas Facua/Sánchez", "vividor de subvenciones", afirmaba el jefe de Ausbanc en algunos de estos tuits, en los que llegó a acusar a Sánchez y FACUA de constituir una organización criminal: "Los Soprano de Sevilla", en alusión a la serie de televisión estadounidense de la HBO.

El jefe de Ausbanc también sugirió a través de cuatro tuits que FACUA estaba implicada en el fraude de los ERE en Andalucía ("en cualquier momento aparece en la trama de los EREs de Andalucía", "¿saldrá alguna conexión con los ERE's?"). La sentencia señala que "no se observa justificación de tipo alguno que ampare la implicación que por su sola voluntad realizó el demandado de la asociación actora con una trama penal de tanta repercusión como la citada de los ERE, salvo la sola idea de desprestigiarla en el sentimiento de la opinión pública, haciéndola desmerecer en la consideración ajena, lo que conlleva igualmente que se estime acreditada la intromisión ilegítima denunciada".

FACUA ejerce la acusación popular en la causa por la que Pineda permanece en prisión incondicional desde el pasado 18 de abril, acusado de los delitos de estafa, extorsión, amenazas, fraude en las subvenciones, administración desleal y organización criminal.

El procedimiento judicial, un esperpento

El abogado que representó a Luis Pineda en la causa es Alfredo Martínez Muriel, hasta hace unos meses adjunto a la Presidencia de Ausbanc para Asuntos Jurídicos y delegado de la falsa asociación de usuarios en Málaga, Jaén y Granada. Pineda y su abogado, vinculado al negocio durante más de una década, convirtieron el procedimiento judicial en un auténtico esperpento.

El jefe de Ausbanc intentó hacer creer que el demandado no era él, sino el portavoz de FACUA, para lo que llegó a tuitear una imagen de Rubén Sánchez en los pasillos de los juzgados de Sevilla antes de entrar en la audiencia previa con el objetivo de simular que lo enjuiciaban por facturas falsas.

El que fuera adjunto Presidencia de Ausbanc para Asuntos Jurídicos pretendió justificar los insultos y acusaciones que Pineda dedicaba a FACUA y su portavoz en Twitter en su "hartazgo con la corrupción".

Además, Martínez Muriel acusó al portavoz de FACUA en la audiencia pública de haber publicado informaciones falsas sobre el presidente de Ausbanc. Así, aseguró que es "absolutamente falso" que Luis Pineda liderara una banda ultraderechista en los años 80 -el Frente de la Juventud- y que fuera detenido por actos terroristas. Aunque aseguró que Sánchez hizo esas afirmaciones "sin ningún tipo de pruebas", lo cierto es que Pineda fue detenido el 23 de febrero 1982 en aplicación de la ley antiterrorista tras ordenar el lanzamiento de cócteles molotov para conmemorar el aniversario del fallido golpe de Estado del 23F, de lo que se hicieron eco los diarios El País y Abc, que también publicó días después, junto a El Periódico, su ingreso en prisión incondicional. En su primer libro, Defiéndete, el portavoz de FACUA había sacado de nuevo a luz las dos condenas penales de las que fue objeto Pineda hace tres décadas por sus atentados, extorsiones y atracos a mano armada.

"He impugnado un montón de documentos (...) por falsedad, documentos que sabía que eran verdaderos", le dijo Martínez Muriel a Pineda en la conversación telefónica que mantuvieron el pasado 18 de diciembre tras celebrarse otro de los juicios por su campaña de difamación contra FACUA y su portavoz. En este caso, el titular del Juzgado de Primera Instancia número 11 de Sevilla, condenó a Pineda, Ausbanc y su director de publicaciones, el también imputado Luis Suárez Jordana, a indemnizar a Rubén Sánchez con un total de 90.000 euros.

Se trata de la segunda condena que el portavoz de FACUA ha logrado hasta la fecha contra el propietario de Ausbanc, tras otra anterior ratificada el pasado octubre por el Tribunal Supremo. En el recurso que interpuso contra aquella sentencia, el abogado llegó a deslizar una acusación de delito de prevaricación por parte del juez. Le atribuyó, por orden de Pineda, un supuesto vínculo con el portavoz de FACUA. "¿Me vais a llevar el bocadillo vosotros a la cárcel o algo, no?", le preguntó Martínez Muriel a su jefe en una conversación sobre el tema intervenida por la UDEF el pasado enero.

Ya somos 190.566