El próximo 3 de octubre

Un juez ordena embargar a Bankia "dinero y muebles" por la venta de preferentes a una anciana

La entidad vendió a una mujer de 81 años este producto sin informarla por completo de lo que contrataba.

Un juez ordena embargar a Bankia "dinero y muebles" por la venta de preferentes a una anciana
El juez considera que los bienes consignados hasta el momento son "insuficientes para cubrir las responsabilidades". | Imagen: flickr.com/acampadabcnfoto (CC BY-NC-ND 2.0).

Un juez ha ordenado que se retengan "dinero en efectivo en caja, mobiliario y enseres" a una oficina de Bankia el próximo 3 de octubre después de que la entidad se haya negado a devolverle a una mujer el dinero que le debe por la estafa de las preferentes, según informa el diario El País

El valor de lo embargado a una oficina del banco en Barcelona alcanzará los 26.925 euros. Lo requisado en este caso es por la sentencia que da la razón a una mujer de 81 años, María Rosa Bosh, "viuda y pensionista con escasos recursos", según la sentencia, que contrató preferentes con la que era la Caixa Laietana. El director de la oficina situada en Sant Celoni, en Barcelona, le ofreció en 2002 a ella y a su hija un producto "garantizado y de alta rentabilidad".

Nueve años más tarde, Bosh quiso retirar en el banco "lo que creía que era un depósito a plazo" y poder rescatar los 30.000 euros invertidos para "conseguir un tratamiento médico en una clínica de fuera de España" para su hija, que según recoge la sentencia, sufría entonces "un grave cáncer de pulmón e hígado con metástasis". Sin embargo, a Bosh le fue imposible retirarlo ya que las preferentes, lo que había contratado en realidad, tenían perpetuidad.

En enero de 2012 su hija falleció a consecuencia de la enfermedad y ella presentó la demanda. Según explica el diario, en el juicio, la anciana explicó que creía que se trataba de un plazo "fijo" y que podía sacar el dinero "al cabo de un año".

En abril del mismo año un juez de primera instancia número 21 le dio la razón y concluyó que Bankia no dio  "la debida información" a la mujer ni le "advirtió" del riesgo. Así declaró nulos los contratos por "vicio del consentimiento" y obligó a devolverle el dinero, unos 30.000 euros más los intereses.

Tras la sentencia, Bankia recurrió solo una parte y pidió que, de la cantidad que debía devolver, se le descontara el interés generado y los intereses. El abogado de la mujer, Santiago Vitas, pidió la ejecución provisional de la sentencia y al no haber oposición de la entidad, se hizo firme.

Bankia devolvió el dinero pero sólo una parte, 35.425 euros. El resto, 26.925 euros, que incluye los intereses más las costas, quedaron pendientes de pago. Ahora al banco le serán embargados esos muebles y dinero en efectivo al considerar el juez que los bienes consignados hasta el momento son "insuficientes para cubrir las responsabilidades"

Ya somos 188.765