Deslizamiento de las tejas por un mal aislamiento

FACUA Jaén logra una indemnización de 8.854 euros a una usuaria por defectos en la edificación de su casa

La asociación reclamó por los problemas en una cubierta de la vivienda a la arquitecta y al aparejador, cuyas aseguradoras asumieron su responsabilidad. No así la constructora, disuelta por insolvente.

FACUA Jaén logra una indemnización de 8.854 euros a una usuaria por defectos en la edificación de su casa

FACUA Jaén ha logrado que la propietaria de una vivienda sea indemnizada con 8.854,86 euros por defectos en su construcción, tras asumir las aseguradoras de la arquitecta (Asemas) y del aparejador (C&F) que la cubierta de la misma no se ejecutó adecuadamente.

La propietaria de la vivienda, Carmen D.L., socia de FACUA Jaén, promovió la construcción de su propia casa contratando los servicios de ambos, y además de la empresa Construcciones Rojano.

Concluida la obra y después de llevar viviendo en la casa un año, Carmen observó que existían vicios ocultos en la vivienda, ya que se estaba produciendo un deslizamiento de las tejas causado por el mal aislamiento, al no estar las mismas alineadas adecuadamente y existiendo además zonas descubiertas.

Carmen procedió a comunicar estas deficiencias a la constructora, que a su vez le contestó que se haría cargo de la subsanación de las deficiencias, pero que igualmente contactara con la arquitecta y el aparejador para ponerles al tanto del problema.

Lo que dice la ley

Sin embargo, dado que ninguna de las partes asumía la reparación de la cubierta, Carmen acudió a FACUA Jaén para tramitar las reclamaciones a los implicados -arquitecta, aparejador y constructor-, ya que al desconocer el grado de implicación de cada agente interviniente en la edificación, la asociación atendió a lo establecido por ley.

Así, el artículo 17.3 de la Ley de Ordenación de la Edificación determina que el perjudicado puede dirigirse indistintamente contra todos los responsables o contra cualquiera de ellos particularmente, ya que para el caso de no poderse determinar con exactitud la repercusión de la conducta de cada uno de los técnicos responsables, se presumirá la responsabilidad solidaria de los implicados en el suceso.

"No obstante, cuando no pudiera individualizarse la causa de los daños materiales o quedarse debidamente probada la concurrencia de culpas sin que pudiera precisarse el grado de intervención de cada agente en el daño producido, la responsabilidad se exigirá solidariamente", contempla la citada ley.

Acuerdo con las partes

Al recibir las reclamaciones, tanto las aseguradoras de la arquitecta como del aparejador se pusieron en contacto con FACUA Jaén para negociar la indemnización, asumiendo un tercio de la responsabilidad de las deficiencias cada una de ellas

Primero ambas partes ofrecieron cada una un tercio sobre la valoración económica que habían entendido como suficiente. Sin embargo, la asociación les reclamó un tercio pero calculado sobre el presupuesto de reparación que la socia había solicitado, a lo que finalmente accedieron. Las aseguradoras de ambas partes pagaban 4.427,43 euros, lo que hacía un total de 8.854,86, cubriendo así dos tercios del presupuesto de reparación solicitado por la socia.

El tercio restante es el que debía asumir la constructora. Sin embargo, a pesar de tramitar también la reclamación ante ésta, no prosperó por haberse disuelto la sociedad por insolvente.

Ya somos 188.944