En la provincia de Sevilla

Intervenidos en un almacén de El Viso y una granja de Carmona 80.000 huevos no aptos para el consumo

Presentaban "deficiencias en el etiquetado y datos de envasado", así como carecían del correspondiente código identificativo. Las cajas envasadoras también incumplían la normativa de precintado.

Intervenidos en un almacén de El Viso y una granja de Carmona 80.000 huevos no aptos para el consumo

Miembros del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Carmona, en Sevilla, han intervenido un total de 80.000 huevos que incumplían la normativa vigente y no eran aptos para su consumo en un granja de envasado de dicha localidad sevillana, y en un almacén de distribución de El Viso del Alcor, también en la provincia andaluza.

Los huevos intervenidos presentaban "deficiencias en el etiquetado y datos de envasado", así como carecían del correspondiente código identificativo, según explica la Benemérita, que detalla que las cajas envasadoras también incumplían la normativa sobre precintado, así como había "deficiencias" entre los datos de envasado y el contenido.

La Guardia Civil también ha podido constatar que algunos códigos de los plasmados en los huevos carecían de las autorizaciones pertinentes, según indica el cuerpo, que apunta además que la granja de Carmona inspeccionada, lugar donde se llevaban a cabo las labores de envasado, carecía de la correspondiente autorización para la realización de actividad avícola.

La actuación se ha producido tras instruir varias denuncias por incumplimiento a la vigente normativa reguladora del marcado y etiquetado de huevos, y después de que la Guardia Civil llevase a cabo una inspección simultánea tanto en una granja de envasado de Carmona como en un almacén de distribución en el Viso del Alcor, una industria dedicada al comercio de huevos.

En el marco de esta actuación, el Instituto Armado solicitó la colaboración de los servicios veterinarios del SAS, tras cuya inspección de la mercancía se declaró ésta como no apta para el consumo humano, por lo que se procedió a la destrucción de las 80.000 unidades de huevos.

Ya somos 188.944