FACUA advierte que Telefónica pide al Gobierno una compensación millonaria a cambio de eliminar el redondeo

La compañía pretende aprovechar el paso a la facturación por segundos para aplicar subidas desproporcionadas en los precios de las llamadas locales y de fijo a móvil.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) denuncia que la propuesta de tarifas presentada por Telefónica a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y parte de la cual ha trascendido esta mañana a los medios de comunicación, supone importantes subidas en los precios de las llamadas metropolitanas y de fijo a móvil.

En resumidas cuentas, Telefónica pide al Gobierno una compensación millonaria a cambio de eliminar por fin las prácticas de redondeo que motivaron una denuncia de FACUA en diciembre de 2003 al considerarlas contrarias a la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Y es que las tarifas, sobre las que la compañía ha rehusado ofrecer información a FACUA, comienzan a confirmar parte de las sospechas planteadas por la Federación el pasado diciembre, cuando advirtió que la supuesta congelación del "conjunto del coste de las llamadas" anunciada por el Gobierno podría esconder subidas encubiertas.

En diciembre de 2003, FACUA presentó una denuncia contra Telefónica y otras compañías de fijo y cable por cobrar completo el primer minuto de las conversaciones con destino a móviles aunque las llamadas duren menos. La denuncia argumentaba que el cobro de tiempo no consumido supone una cláusula abusiva contraria a la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios de 1984.

El pasado diciembre, la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos anunció que Teléfonica "pasará a facturar por segundos, debido a la necesidad de establecer una forma de facturación que adecue el coste real del servicio con su utilización efectiva, lo que evita cualquier redondeo al alza en el tiempo consumido".

Pero FACUA advierte que de aprobar la propuesta realizada por Telefónica, la CMT no estaría haciendo otra cosa que aplicar un trato de favor a la compañía, para perjuicio de los usuarios. Y es que dichas tarifas de fijo a móvil pretenden compensar la bajada de ingresos que supondrá dejar de cobrar cantidades indebidas por no ser no acordes al consumo real, con una subida del 75% en el precio de establecimiento de llamada, pasando de 0,0685 a 0,12 euros (más IVA). Por su parte, el precio del minuto sólo bajaría en torno a un 2% en las llamadas con destino a Movistar y Vodafone e incluso subiría alrededor de un 1% en las dirigidas a Amena.

Una propuesta que de ser aprobada por la CMT estaría en su línea habitual en los últimos años, entre cuyas acciones destaca haber autorizado expresamente desde 2004 a las compañías de móviles aplicar los redondeos en sus tarifas de interconexión (las que se cobran entre ellas y a las compañías de fijo por terminar las llamadas en sus redes) pese a que cuatro años antes emitió una resolución advirtiendo que estos cobros al alza vulneran la Ley General de Telecomunicaciones española (y con ello la Directiva 2002/19/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 7 de marzo de 2002). De hecho, incluso impuso una sanción en 2001 a Vodafone (entonces Airtel) con 4,2 millones de aplicar estos redondeos.

En relación a las llamadas metropolitanas, la información que ha trascendido esta mañana a los medios de comunicación no indica qué variación experimentará el precio de cada minuto de conversación. Pero sí deja claro que se producirá una subida en el precio final de las llamadas. Actualmente, hablar hasta 160 segundos tiene un precio fijo de 0,0685 euros (siempre más IVA); con la propuesta, ese importe se mantendrá prácticamente igual, 0,0650 euros (un 5% menos, ni medio céntimo), pero no incluirá ni un segundo de conversación.

La llamada de un minuto a Movistar en horario normal pasaría de costar 0,2312 euros a 0,2794 euros, subiendo un 21%. La de dos minutos, pasaría de 0,3939 euros a 0,4388 euros, un 11% más. La llamada de 30 segundos variaría de los 0,2312 actuales a 0,1997 euros, un 14% menos, al eliminarse el redondeo.

Ya somos 198.095