Infracción muy grave, única y continuada

Cuatro concesionarios Volvo y una empresa de estudios de mercado formaron un cártel, según la CNMC

Fijaron precios y el intercambio de información confidencial comercialmente sensible, entre otras condiciones especiales. Actuaban en la Comunidad de Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Cuatro concesionarios Volvo y una empresa de estudios de mercado formaron un cártel, según la CNMC
La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha sancionado con un total de 1,28 millones de euros a cuatro concesionarios de la marca Volvo y a una empresa de estudios de mercado por una práctica prohibida en el artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia calificada de cártel.

La CNMC considera probada una infracción muy grave, única y continuada, consistente en acuerdos de fijación de precios y otras condiciones comerciales, así como el intercambio de información confidencial comercialmente sensible.

Se ha acreditado que el cártel se habría llevado a cabo desde febrero a septiembre de 2007, interrumpiéndose temporalmente en septiembre de 2007, para reiniciarse de nuevo en octubre de 2009 hasta diciembre de 2011. El primer periodo se encuentra prescrito. El cártel actuaba en la Comunidad de Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha y sus integrantes le denominaban "Volvo Madrid".

Para hacer un seguimiento del cumplimiento de los acuerdos adoptados por el cártel y de sus incumplimientos, contrataron a una empresa externa: ANT Servicalidad. Ésta realizaba sus comprobaciones a través de lo que denominaba "estudios de mercado", a los que daba el nivel de confidencialidad. Así todos los integrantes del cártel conocían como actuaban el resto de los miembros.

Esta conducta de intercambio de información sensible ha ocasionado efectos perniciosos sobre la competencia efectiva en el mercado, al provocar una artificial disminución de la incertidumbre de las empresas en relación a la política comercial de sus competidoras. La consiguiente disminución de la competencia se ha traslado al consumidor final en forma de menores descuentos, políticas comerciales menos agresivas por parte de las marcas y un menor esfuerzo por distinguirse de las otras empresas con unos servicios de más calidad.

En consecuencia, la CNMC ha resuelto multar a Servauto Centromotor SA (464.971 euros), Auto Elia SL (391.171), Batticaloa Inversiones SL (215.592), Tibermotor Sur SL (192.104), y a la empresa de estudios de mercado ANT Servicalidad SL (16.571 euros). Además, se insta a la Dirección de Competencia para que determine la posible responsabilidad por sucesión empresarial de Simpson cars SLU, que actualmente está en liquidación.

Ya somos 188.783