El SAS ha gastado dinero en obras que nunca llegaron a término

Marea Blanca en Sevilla denuncia el abandono que sufre el Hospital Militar desde 2004

Transcurridos 13 años desde que el Ministerio de Defensa lo traspasó a la Junta de Andalucía, el complejo hospitalario sigue cerrado.

Marea Blanca en Sevilla denuncia el abandono que sufre el Hospital Militar desde 2004

Marea Blanca en Sevilla, plataforma de la que forma parte FACUA Sevilla, denuncia el abandono del antiguo Hospital Militar, un complejo sanitario de 12 plantas y cinco quirófanos, con capacidad para 750 camas, que permanece cerrado desde que el Ministerio de Defensa lo traspasó a la Junta de Andalucía, que lo había reclamado con insistencia para integrarlo en el sistema sanitario público andaluz.

Marea Blanca en Sevilla considera urgente su recuperación, lo que ayudaría a descongestionar el resto de los hospitales de la ciudad, saturados por un exceso de carga de trabajo y una preocupante falta de medios, y plantea la necesidad de constituir una plataforma social e institucional que lidere el debate necesario para su nueva y necesaria puesta en funcionamiento.

En los trece años transcurridos desde la desafectación, por parte de Defensa, del uso militar del hospital y su traspaso a manos de la Junta de Andalucía, el complejo ha sufrido un grave deterioro a causa del abandono al que lo ha sometido la administración sanitaria, que en 2006 y 2012 llegó a anunciar que se harían obras de remodelación que nunca llegaron a término ni, por supuesto, permitieron su puesta en funcionamiento.

Marea Blanca en Sevilla denuncia, al mismo tiempo, que hospitales como el de San Lázaro o el del Tomillar, destinados a cuidados intermedios de pacientes terminales y otros fines asistenciales en pacientes no agudos, se encuentran en situaciones precarias, que bien podrían verse resueltas, si no en todo en parte, con la puesta en marcha del antiguo Hospital Militar.

La plataforma plantea que los sectores privados están señalando el campo de los cuidados intermedios como un espacio apetecible para sus inversiones de negocio. En sus informes se estima que “en España se realizarían 1,4 millones de estancias inadecuadas (más tiempo de ingreso en hospital del que las gerencias consideran adecuado), el equivalente a 4.300 camas de hospitalización con un coste asociado de 884,8 millones de euros“. Sobre esta base, con una política de conciertos adecuada, el negocio está servido.

Ya somos 198.484