FACUA critica las decisiones inflacionistas del Gobierno en sectores claves para la economía de los consumidores

La Federación considera preocupante el nuevo incremento interanual del IPC, que en 2005 se situó en el 3,7%.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) critica las decisiones inflacionistas tomadas por el Gobierno durante el último año en sectores claves para la economía de los consumidores, pese a las previsiones de una nueva en el IPC interanual, como finalmente ha ocurrido, alcanzando el 3,7%.br>
Así, FACUA critica las subidas aprobadas por el Ejecutivo para 2006 en la tarifa regulada eléctrica, que se incrementará dos veces, en enero y previsiblemente en julio. En el sector gasístico, la Federación lamenta las desproporcionadas subidas trimestrales aprobadas en el gas natural y butano, que además comienzan el año con nuevos incrementos del 4,25% y el 10,3%, respectivamente.

La Federación también denuncia la complacencia del Ejecutivo con las compañías de telefonía móvil ante unas tarifas realmente escandalosas que vulneran de forma clara la normativa europea. Los precios de las llamadas vienen experimentando unas bajadas nulas o muy leves y el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio les autoriza, a través de la CMT, tarifas de interconexión (las que se facturan unas compañías a otras por la terminación de las llamadas en sus redes y las únicas que están reguladas) que triplican los costes; si se ajustaran a éstos, como establece la directiva comunitaria, las tarifas para los usuarios podrían bajar hasta la mitad.

En materia de vivienda, FACUA lamenta que pese a las desproporcionadas subidas que año tras año experimenta el sector, aún no se haya puesto en marcha un auténtico pacto entre Gobierno, comunidades autónomas y ayuntamientos que abra un compromiso a destinar un porcentaje mucho mayor de suelo público a la promoción de viviendas protegidas. En este sentido, la Federación también se muestra crítica con la decisión adoptada por el Ministerio de la Vivienda de permitir un aumento hasta el 90% en el precio de los pisos protegidos en numerosos municipios españoles.

En cuanto al transporte urbano, FACUA también critica las decisiones que vienen adoptando numerosos ayuntamientos y comunidades autónomas, al permitir subidas excesivas en autobuses y taxis.

La Federación rechaza también que se pretendan justificar las elevadas subidas en determinados sectores por los incrementos de los carburantes, como ocurre en taxis, autobuses y trenes, obviando que éstas ya están recogidas en el IPC, por lo que los consumidores las padecen doblemente.

Ya somos 198.216