FACUA recibió en 2005 más de 500 quejas por defectos en el Peugeot 307

En los últimos cuatro años la Federación ha logrado la devolución o sustitución de sesenta y ocho de estos vehículos, cinco de ellos en 2005.

Durante 2005, 527 conductores de toda España se han puesto en contacto con la Federación de Consumidores en Acción (FACUA) para poner de manifiesto los defectos de sus Peugeot 307, buena parte de los cuales están relacionados con disfunciones electrónicas que pueden afectar a la seguridad. Con éstas son ya 2.112 las reclamaciones sobre este vehículo recibidas por FACUA, que llegan a diario y no han cesado desde finales de 2002.

En los últimos cuatro años, la Federación ha logrado la devolución o sustitución de sesenta y ocho automóviles Peugeot 307 con graves defectos de fabricación, cinco de ellos en 2005, a través de una mediación con el fabricante sin precedentes en Europa. En un porcentaje similar a sectores como las telecomunicaciones, la vivienda o la banca, casi dos de cada diez usuarios que acuden a FACUA para asesorarse y denunciar problemas con su Peugeot 307 se asocian a la organización para que defienda sus derechos.

Defectos

En líneas generales, las denuncias versan sobre problemas similares que se reiteran tras pasar por los talleres oficiales de la marca y que pueden catalogarse en dos grupos. El primero está relacionado con vibraciones que se acusan de forma considerable cuando los automóviles superan los 110 kilómetros, aspecto que afecta gravemente a la estabilidad del volante y los espejos retrovisores.

El segundo, más grave por traducirse en fallos muy variados e imprevisibles, está relacionado con disfunciones en el sistema electrónico del vehículo. FACUA ha recibido casos de conductores que perdieron la visibilidad ante la falta de respuesta del sistema de iluminación o de limpiaparabrisas que se bloquearon o accionaron solos, de elevalunas que no reaccionaron, subieron o bajaron sin motivo, motores que se pararon durante la conducción e incluso airbags que saltaron de forma espontánea o que no reaccionaron tras una colisión.

Soluciones

En la actualidad, FACUA tiene abiertos más de cien expedientes de reclamación. La Federación ha logrado que cincuenta y un socios hayan recuperado la totalidad o parte de su dinero y otros diecisiete reciban un coche nuevo.

De ellas, se han producido veintidós recompras o cambios en Madrid, veintidós en Andalucía, siete en País Vasco, cuatro en Comunidad Valenciana, tres en Cataluña, dos en Asturias, dos en Galicia, dos en Murcia, uno en Aragón, uno en Cantabria, uno en Extremadura y uno Navarra.

Más de un centenar de casos se han resuelto tras una última reparación, aunque un porcentaje de vehículos vuelven a sufrir las averías pese a pasar en numerosas ocasiones por el taller.

En diciembre de 2002, tras haber recibido las primeras cincuenta y seis denuncias, La Federación emprendió una campaña en defensa de los afectados. Un mes después, a raíz de la repercusión del caso en los medios de comunicación, directivos de Peugeot España mantuvieron una reunión con FACUA en la que se comprometieron a establecer un sistema de mediación para resolver sus reclamaciones.

La inmensa mayoría de los afectados ha dado a conocer su situación a la Federación a través de la página web FACUA.org/307defectos, que ha superado las 190.000 visitas desde su creación, en diciembre de 2002.

Pese a los cientos de denuncias, Peugeot siempre ha asegurado a FACUA que los defectos en el sistema eléctrico del 307 quedaron resueltos tras una llamada a revisión realizada en julio de 2002 a las 32.000 unidades vendidas hasta la fecha con la excusa de posibles disfunciones en el limpiaparabrisas. Sin embargo, en enero de 2004 volvió a realizar otra llamada para "prevenir un posible disfuncionamiento que podría afectar a la conformidad de la caja de servicios auxiliares inteligente [denominada BSI] y al regulador de tensión". La BSI es, según la información que Peugeot facilita en la publicidad del 307, una "Caja de Servicio Inteligente" que "centraliza y gobierna las funciones del coche: motorización, transmisión, estabilidad, equipamientos de confort, seguridad activa y pasiva".

Qué dice la ley

FACUA advierte que cuando los defectos de fabricación en un producto se reiteran tras una reparación, los consumidores tienen derecho a la devolución del dinero o la sustitución por otro nuevo, según reconoce la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, la Ley 23/2003, de 10 de julio, de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo y el Código Civil.

Ya somos 190.977